15 November, 2012

Línea de ayuda para el ser humano triste

Muchas veces sentimos que estamos mal, pero que se nos va a pasar. Pensamos que el malestar es pasajero, que Falcioni ya se va a ir o que algún día Guido Kaczka se dará cuenta que ya no tiene 16 años y se dedicará a tareas menos penosas. Pero no, quizá estemos a las puertas de un mal mucho más fuerte, la depresión: un flagelo que nos afecta a todos pero que, si estamos atentos a las señales, podemos prevenir. Por eso les ofreceremos unos tips para identificar a tiempo los primeros síntomas de una posible depresión severa.

- Cambio de hábitos: si se descubre en actividades pelotudas como observar a una mosquita de baño y pensar "qué loco, no se asusta" o sentarse en un sillón a extrañar cosas absurdas como hablar por teléfono de línea enroscándosé el cable en el dedo, usted podría ser el próximo Stanley Kubrick o estar deprimido. No se ofenda, pero probablemente sea la segunda opción.

- Adquisición de productos inverosímiles: si usted llega a su casa con una bolsita de nylon que contiene, por ejemplo, uno de esos mates con termo incorporado, revestidos en plástico y con el logo de Huracán, y en ningún momento de todo el proceso usted se cuestionó el acto, preocúpesé; el estado de su depresión es avanzado.

- Cambio de valores: si, luego de años de encarnizada lucha moral, se descubre diciendo cosas como "al final Tinelli la hizo re bien, los boludos somos nosotros" o "gorda, ¿no te quedó una de esas galletas de arroz?", lamento comunicárseló, pero está al horno.

Hay muchos otros síntomas, como considerar al menos por un momento mandar RINGTV al 2020 un sábado a la noche, pero esos ya los conocemos todos.

Y si descubre que efectivamente está a las puertas de la depresión, no dude en pedir una mano. Estamos para ayudarlo.

La depresión es un viaje de ida.

22 comments:

Mariela alias leti said...

Qué impecable! Cuántas veces habré asustado a una mosquita pensando "esta vez se tiene que avivar" y no, nunca reaccionan.
Si estaba en la duda, la foto esa me terminó de deprimir.

Angel said...

che, no encajo en niguno de los sintomas.....
estare mal??? me cagaste el dia don ale, ahora voy a tener que ir a medico

MARIA2 said...

La foto me hace acordar a lo que pasó en mi casa con el puerco de mi marido. Habíamos comprado licor de chocolate, se la sirvió en una copita y para terminar le metió la lengua y se le hizo sopapa y no la podía sacar. Yo, en un terrible ataque de risa, no podía ayudar y el tironeando de la copita, con cuidado para que no se le rompa en la boca.
Un bajón (para él), yo se lo conté a todo el mundo.
Quedó para el recuerdo, se lo conté a todo el mundo.

Cazador said...

Merezco pena de muerte: ayer comi una galleta de arroz.

Cazador said...

La depresion/pastoreo te invita a hacer cosas de lo mas increibles(?).
Sino pasense por mi perfil y lean "Memorias del Pastoreo".

Anonimo Anonimato said...

Yo si soy el marido de la de arriba, claramente sigo con ella y es más, (subo la apuesta)la sigo queriendo.
Porque claramente, la lengua trabada en la copa es un claro merecedor de tanta maldad: "se lo conte a todo el mundo" ... pobre jorge! no lo conozco y ya lo banco!

Ale said...

Ángel, si no encaja en ninguno de los síntomas, festeje en lugar de llamar a un médico. ¿Es pavote usté?

Scabbers said...

Yo tenía a un familiar (sep, de esos que nunca faltan) que se comió 3 choris en la costanera (esos llenos de aceite y con un chimichurri dudoso) y se deprimió porque no pudo terminarse el cuarto. No, no le pegué porque ya estaba condenado :)

Angel said...

como mucho soy paviciscafo
no se si mentiende la indireta

Natalia Montero said...

Decidirse de una buena vez a escribir un blog propio en vez de contribuir a los blogs de mis amigos...también es clara señal de depresión? Excelente post Ale...

Cazador..ni con queso y mermelada zafan esas galletitas de cartón. Taqueteparió.

Ale said...

Comerse una galleta de arroz es como comerse la tapa de un cuarto de helado.

Ro said...

como detesto los teléfonos alámbricos, por favor.
no lo extraño ni en pedo.

claro que me está yendo muy bien en el nuevo laburo y regularicé todas las materias, eso debe tener que ver con la no depresión..

ALGARABÍA!!!!!!

peppers said...

El único que no te deja a gamba es el teléfono con cable, se te corta la luz y el inalambrico te lo metes en el ocote... idem para el celular, te quedas sin bateria y fuiste

Natalia Montero said...

¿La de atrás de la boluda que le está practicando una felatio a una copa, es Xuxa?

Solcito S said...

Comerse un chocoarroz es sintoma de algo?
La chica de la foto en lugar de estar deprimida deberia usar esas habilidades y hacer una fortuna.

Lovely Rita said...

Yo debo estar sufriendo de un cuadro de depresión asombrosamente severo: me regalaron un nuevo celular y todavía no le saqué la láminita de plástico que cubre la pantalla...

Si, ya sé...merezco morir!!!!

Sole :) said...

amo las galletas de arroz, especialmente con creso crema y mermelada .....


HELP.. =(

Valentina said...

Yo me doy cuenta que estoy muy deprimida cuando voy por la limpieza de la tercera alacena, o la combinación baño/heladera/freezer/microondas. Me suena una alarma uuu-ooo uuu-ooo! ( Sólo en mi cabeza, eh, no se alarmen ) (...)

Ale said...

Lovli Rira, hágasé matar ya mismo, ¿quiere?

Usté fue testigo ocular* del castigo que recibió el Sr. Cazador por haberle dejado el film protector a su cámara digital durante 3 AÑOS. Piénseló.

* La Srta. Rita fue partícipe del encuentro pilotil del año pasado.

Anonymous said...

La chica de la foto se mete eso cuando esta deprimida...y cuando esta feliz, con que se regocija?

capitana que marea said...

Yo me hice un blog depresivo para llamar la atención. Pero nadie me firma, temen que sea muy suceptible.

Martín Tricárico said...

No entiendo lo de Stanley Kubrick. Y la del ring ya la pensé. Estoy al horno