13 August, 2012

Las 5 peores cosas de tu vida

Según un estudio co-realizado entre la Universidad de Cambridge y el ENET N°5 de Ranelagh, los seres humanos somos muy dispares a la hora de elegir las 5 peores cosas que nos podrían pasar en la vida. Tal es así, que las 3 situaciones más elegidas no superan el 4% de los votos. Éstas son:

- Quedarse encerrado en un ascensor con Baby Etchecopar y un suboficial de la Metropolitana (1,56%).
- Tener dolor premenstrual agudo y ser atendido por el Dr. Bilardo (1,32%).
- Reproducir "Señora de las 4 décadas" de Arjona al revés, y escuchar "Pingüinos en la cama"... también de Arjona (1,12%).

Por eso, en SMAEP hicimos nuestra propia investigación, y los resultados son determinantes, más que nada por el hecho de que soy el único encuestado; estas son las 5 peores cosas que pueden llegar a arruinarme el día, aunque sean boludeces:

- Comer un bife de chorizo con plato y cubiertos de plástico: muerte por electrocución a los locales de patio de comida de shopping con cubiertitos de plástico. Hijo de puta, ¿me cobrás $55 un churrasco con papafritas y no me das un puto Tramontina? Lo único peor que eso es tomar cerveza en vasos de papel, lo cual debiera estar prohibido.

- Subir al tren escuchando música, y no escuchar cuando avisan que es rápido y, por ende, no para hasta 5 estaciones después de la que me tengo que bajar.

- Tomar un mate frío: cuando agarro un mate creyendo que está recién hecho pero en realidad lo sirvió Colón cuando bajó de la Santa María, me dan ganas de vomitarme encima por pelotudo. Igual prefiero eso antes que la birra en vaso de papel.

- Majul.

- Ir a un baño de shopping y que me toque una de esas canillas que duran 1,62 segundos abiertas: me iría hasta la casa del hijo de puto que inventó ese sistema, le llenaría el ocote con 3/4 kilo de Nutella y le diría "y ahora enjuagáteló en tu canillita, pelotudo".

Ojo, sé que hay cosas peores como subir a un bondi, elegir uno de los dos asientos libres y que en la siguiente parada suban TRES embarazadas juntas (me pasó, lo juro). Pero bueno, lo único que faltaba, que ahora me digan de qué me tengo que quejar, carajomierda.

También odio que se me desaten los cordones.

21 comments:

Mariela alias leti said...

A mí como mujer me pone re mal la sensación de caer al vacio de ir a mear y que no esté la tapa baja. No se lo deseo a nadie.

Lali said...

viajar en tren o bondi con un infradotado que lleva su wachi-música a todo volumen sin auricular; correr apurada al baño y cuando creo que ya puedo ser feliz darme cuenta que el usuario anterior gastó el papel; recontracalentarme con mi medio pomelo y en el momento cúuuuuusspide darnos cuenta que el pelmazo del hermano nos usó los ultimos condones; la cadena nacional de nuestra honorabilisima,ridicula y negadora presidente; que en el trabajo me coman la comida que me lleve en tapercito; que Majul entreviste a Arjona...

MARIA2 said...

Odio cuando toco el timbre del bondi, y no suena nada, y me creo que debe tener la lucecita, y no, el timbre no sonó y voy a parar a la próxima parada. Lo mismo cuando un boludo se para en la puerta como si quisiera bajar, y a último momento le tenes que decir que esa actitud de estar parado en la puerta es para los que bajan, y tocar el timbre apurada porque sigo de largo.
Me pasa a mi sola?

Ale said...

No, MaryTwo, el boludo que se para y no toca el timbre es un flagelo que nos afecta a todos.

Lovely Rita said...

1- Salir del trabajo a casa o viceversa y ver que se me escapan 2 bondis vacíos.
2-Comer pastas y descubrir que no hay queso rallado
3-Los boludos que van en auto, doblan y no respetan al peatón ni ponen luces de giro, como así también los boludos que cuando corta el semáforo se detienen en la senda peatonal.
4-Pisar mierda un día lluvioso.
5-Y por último adhiero a la queja de la compañera Maria2 con respecto a los boludos que se paran en la puerta de los bondis.

Sandra Montelpare said...

- el café en vasito de plástico o telgopor
- estar con poco margen de tiempo y que vengan 5 343 ramal lourdes, 2 ramal tigre y ni un puto cartel rojo
- fumarme la espera en la depiladora con axel o luciano pereira de fondo
- que me digan "¡ay! ¿sos zurda?" como si fuera un enano de circo: Siglo XXI señores!!

Natalia Schump said...

juaa!! esto es genial!!
te juro que siempre me siento atrás de todo para no dar el asiento a andie!! yo también garpo el boleto viejo!!
a mí me tocan esas canillas que el agua sale a las chapas y me empapo

Vale said...

Qué protagonistas que están los bondis, ¿no? No se me ocurre por qué.

Adhiero 100% con Mariela alias Leti, esa sensación de que te vas por el agujero negro.

Matalobos said...

me haces cagar de risa...no podes, y encima pasa, pasa porque es la realidad..lokito lindo.

Guachin said...

Lo importante de hoy es que hay que irse a vivir a San Juan, donde parece que van a prohibir viajar en transporte público escuchando música sin auriculares. Se acabó escuchar Wachiturros o Arjona contra nuestra voluntad... al menos en esa provincia.
Esas son las medidas de gobierno que me gustan.

Anonymous said...

viajar en colectivo sola, me la banco, miro por la ventanilla, me chupa un huevo.. ahora viajar en bondi con mi respectivo novio me deprime sobremanera... me siento mal, quiero 2 bicis o 1 auto o 1 taxi o caminar, pero vernos la cara apretados entre la gente con cara de orto y una luz de tubo espantosa...simplemente me la baja

Scabbers said...

1-Estar en la cola del super, banco, comercio, lo-que-sea y ver a un pendejito de 3-4 años rompiendo maaaal los kinotos, y escuchar a la madre "ay juancito, no te portes mal" "ay clodovea, la próxima te pego"... me dan ganas de estampar a la dulce señora contra la pared. Seguro que el nene se calma, de la impresión.
2-el taxista que habla, de por sí me sale un ojo de la cara y encima tengo que esuchar el análisis de porqué Racing de Laferrer perdió con Triunvirato Unido, pero paraaaaa...

Valentina said...

Juaaa me lo imaginé al chango embadurnado de nutella y escupí la mitad de la tostada!
Comparto su odeo visceral por las canillas con timer. Aprovecho y manifiesto mi enérgico rechazo a las toallas que parecen de papel pero no son de papel, son de tela que no se arrancan y uno queda como una tarada tironeando hasta que le cae la ficha.

Valentina said...

Mariela, a mí me da esa sensación con las letrinas, ésas que son un agujero en el piso y/o las que tienen un simpático asiento pero igual son letrinas. AGHHHHHH! Me da la impresión que el vacío me va a tironear de los cachetes pa'bajo.

Vieron Head Hunter? La peli es genial, pero esa escena en una letrina AGHHHHHHHHHH x 100.

Scabbers : Clodovea ! Qué buen nombre para mi próxima...planta!! jajaja

Anonymous said...

Patiode comidas, pedis fideos y te dan tenedor de plastico....????!!!!
Hjueputa, me voy a pasar las proximas 2 horas tratando de pescar un fucking fideo.
Otra del tren, llega a la estacion y vos estas para bajar, se abren las puertas y tenes una pared de boludos que intentan subir y no te dejan pasar...entonces tenes que ponerte a empujar como un 2da linea de los ALL BLACKS.

Tomás en Shorts said...

una que odio, tener una hermosa idea para el blog con la cual seguro te llenàs de tarasca y decir "para que la voy a anotar si me la re acuerdo"... y bueno, todos sabemos como sigue

MARIA2 said...

Esperé que alguno diga algo sobre CORDONDES. Y nada. Siempre yo tengo que ser la maestra ciruela?

Derall said...

Además de los giles (wachiturros generalmente) que escuchan música sin auriculares en transporte público, también están los no menos culpables ñatos que venden CDs y en vez de pasar repartiéndolos y nada más, ponen la radio alto. O también los músicos que se ponen a tocar como si te alegraran el viaje. O sea, que laburen está perfecto, pero no tienen derecho a rompernos las pelotas a los pasajeros. Vengo de trabajar todo el día y tengo que escuchar a estos payasos... ya ni viajar tranquilo se puede.

MARIA2 said...

Ale, me arreglaste los cordondes, ahora borrame mi comentario que queda inentendible!

La Nu said...

Que en la clase de pilates esté SIEMPRE la misma música, en el mismo orden.
El que se para en la puerta del bondi y no baja, obvio.
Estar por irme del trabajo y cuando voy a saludar a la jefa con la cartera puesta me diga "ah, te quería preguntar sobre..." y siguen 2 horas de explicación.
Comer con cubiertos de plástico también.
Los paj...s de los transportes públicos.
Tener muchas ganas de hacer pis en lugares públicos y caer en el baño del shopping o similar. Tenés que hacer equilibrio, te acalambrás y no hay forma de controlar la intensidad, por ende te meás toda la gamba. Y después la canilla que manda el agua a la velocidad de la luz, te salpica todo menos las manos y se cierra al microsegundo.

Eva Letzy said...

La del mate me pasa siempre!! Y la de la canillita peor que te suceda en un baño (que no niego que rompe las tarlipes a mansalva) es cuando te sucede en un camping, he visto ese sistema donde se lavan los platos en un camping, es lo peor, tardás horas en lavar cuatro platos y dos tenedores...