15 May, 2012

Living on the edge

Vivir al límite no es, como cree la mayoría, ser policía o laburar de limpiavidrios en un andamio. Eso es más bien de boludo o de seguidor de DJ Memo. Vivir al límite es otra cosa...

Vivir al límite es tener el mueblecito del baño justo arriba del inodoro. Es laburar de tester de nuevos sabores de jugo Suin. Es viajar en el San Martín con bigote finito palermitano y remera de Miranda! Es tener el Facebook asociado a otras cuentas y que te buchonee al grito de "Ale leyó la nota Las fotos hot de Marcelo Bonelli". Es comerte un choribread en la parrilla "El asesino" de Chacarita. Es pedir una ensalada Ceasar en la parrilla "El asesino" de Chacarita. Vivir al límite es tener huevos y, delante de todos, clavarte un violento pedazo de sandía y bajarla con un fondo blanco de Termidor torrontés.

Ir a tomar un capuccino con este muchacho, eso es vivir al límite.

19 comments:

Angel said...

Nooooo, loco noooooooooo, noooooooo y no
las circustancias ameritan una nota urgente sobre ESTO!! Es peor que el anticristo!!!
Al final Fito tenia razon!!!

Omar said...

una canción se llama "como olvidarme de martha" y la otra "Martha, sos la número uno".
Prefiero la segunda y no le hicimos un baldozón.

El bigotito del señorito de la foto me parece lo más. Si alguna chica tuviera escrito "entrego el cortachurros" arriba de las nalgas, sería una invitación no desdeñable.

Otro ejemplo de vivir al límite sería ir al bar "el asesino" (que tiene parrilla y bar, porque ha sido una persona prolífica don asesino) en chacarita y pedir una piña colada? o pedir "U2" en terremoto bailable?

Iba a poner "pedir documentos en la popular de boca" y me acordé de que soy de boca y no soy xenófobo y listo, pero me tenté.

Sandra Montelpare said...

vivir al límite es tomarte esos remises del conurbano caídos de chapa, de luces, de paeles, de revisión técnica del equipo de gas y comprobar que las bventanillas no bajan y que el seguro/ manija de la puerta , menos y dependés de que te abra el conductor.
Vivir al límite es enterarte como me ha sucedido que un ex alumno tuyo es "baterista" (sic) de los wachiturros.
Angel, usted que sabe Todavía este tipo no abandonó el país? Hace cuánto esta arjona???

Sandra Montelpare said...

vivir al límite es usar este teclado, perdón

f said...

chu
churu churu
chuchuruchup churu

hey babe...

Zuzio said...

Vivir al limite es estacionar el auto y decirle al trapito que le pagas despues, es ir a jugar al futbol con los amigos de tu compañero de trabajo en Santos Lugares siendo gay confeso, es acordarte que tenes un faso en el bolsillo izquierdo al momento que vas a pasar por migraciones.

Mariela alias leti said...

Facebook botón! Mi cuñado tiene en su muro: "a Dario le gustó un enlace, HOT URBAN BLONDES". Y un cachito más abajo la foto con la esposa y las hijas. No le pienso avisar y ya le conté a todo el mundo, por boludo.

MARIA2 said...

Vivir al límite es comprar la carne y el vino de los chinos porque me queda cerca.

German said...

Vivir al limite es viajar todas las mañanas en el 21, hasta las tetas, lleno de guaranies, a 80km/h por Panamericana desde Capital hasta Pacheco y seguir vivo.

Tak said...

hoy por hoy... el que esta viviendo al limite es el hijo de Caruso Lombardi... a quien deben estar cargando mas que al 60 a las 6 de la tarde hoy en el colegio...:P

Ale said...

Germán, ¿qué carajo tienen que ver los guaraníes? No digamos boludeces, haga el favor, ¿quiere?

LEAN said...

Es Hermann...

Lobo said...

Vivir al límite es meterse con tu coche en fuerte apache y... nada, eso, meterte con tu coche en fuerte apache.

Capitán Comillas said...

Yo diria que ir a los baños de Constitución a las 12 de la noche con una diarrea machaza...sentarse y usarlos! y encima salir de los mismos con el upite sano dadas las circunstancias.

Me contaron ¡¿vio?!

Ro said...

yo he comido paty del puestito en diagonal al cementerio de chacarita, allá por lacroze.
sigo viva, y son muy buenos.
lo único que lo supera, es el chori de la costanera.

vivir al límite es ser profesor del colegio de al lado de mi profesorado, y dejar el auto afuera. a merced de todos los bochazos que escribiste en papel.

Leandrito said...

Vivir al límite es ir al baño, que no funcione el bidet y arriesgarte a usar solo papel higiénico. O soy un tipo que se ahoga en un vaso de agua, o soy muy puto, no sé.

Anonymous said...

sos un puto que se ahoga en un vaso de agua

Anonymous said...

El de la foto no de haber comido pussy ni de casualidad.
Vivir al limite es ser hincha de San Lorenzo y querer justificarlo al gordo cagonazo de Caroso Lombardo.

Mauricio Vega said...

Eso no es vivir al limite. Sí lo es, viajar en el Sarmiento a las 8:02 con traje y corbata y zapatos de suela en el furgon. Entre los afiladores porreandose y en invierno claro. Esos vagones no tienen vidrios en las ventanas. Amen si el tren frena o no frena. Eso si que es vivir al limite.