10 January, 2012

La sal de la vida

La lengua castellana ofrece una inagotable fuente de posibilidades gramaticales, lo que hace prácticamente imposible que cualquier persona con un coeficiente intelectual mínimo (apenas superior al de Karina Jelinek anestesiada, ponele) se quede sin palabras en una conversación o discusión. Tenemos todas las herramientas, sí, pero a veces eso no alcanza, y allí es donde entra en juego uno de los grandes placeres de la vida: la puteada. En algunos casos, la puteada es, por lejos, la mejor forma de dar por finalizado un discurso.

En la cancha, por ejemplo, es impensable no terminar una frase puteando. Veamos: comparemos la fuerza de la frase "¡largala que la perdés, Mouche!" con la que ofrece la variante "¡largala que la perdés, Mouche y la reputa madre que te parió!". Inobjetable.

Subirse al volante de un vehículo nos abre todo un abanico puteatorio y una creatividad difícil de encontrar en otros ámbitos. No es lo mismo decir "andá a aprender a manejar" que "agarrá Juan B Justo derecho y andate a la reconcha de tu hermana, pelotudo".

Ojo, no siempre la puteada sirve para demostrar disconformidad, eh. Cuando algo está buenísimo también puteamos: "qué buena está Kloosterböer, la puta que la parió" o "acá en Las Toninas hace un clima de la concha de su madre", ponele.

Estimado leyente, piense y encontrará infinitas oportunidades de utilizar este enorme recurso comunicacional y, sobre todo, jamás subestime el valor de una buena puteada; puede obtener beneficios imposibles de conseguir con cualquier método.

Y si no, siempre tiene a mano la posibilidad de dirigirse sin prisa pero sin pausa hacia los confines de la reconcha de su hermana, también.

Usted, espectador, váyasé a la puta que lo parió.

16 comments:

juansalvadoryyo said...

La primera? La reputamadre, y no tengo un comentario válido... Y bue, pero llegue pri, así que si esperaban un comentario con contenido, se pueden ir a la recalcada concha de su hermana...
Y hablando del tema...alguien conoce algun reeducador verbal... futura docente, que cada 4 palabras usa 6 para putear...necesito resolverlo, la concha de la loraaaa!!!!!

Vale said...

totalmente de acuerdo. tampoco sirve putear en otros idiomas, ni suavizar la puteada a último momento tipo "andáte a la miércoles" y ese tipo de versiones ATP.
y sí, los docentes tenemos muuuuchas ganas de putear a veces en el cole, es un tema.

Anonymous said...

Creo que Mouche tiene apellido compuesto con variaciones, Mouche lareconchadetuhermana o el mas conocido Mouche lareputaqueteparió.
No se decir de que origen son estos apellidos, pero si les queda alguna duda, vayan al medico y que les recete 2 dedos metidos en el orto.

MARIA2 said...

Y ni hablar de lo reconfortante que es una puteada cuando uno se dió un golpe. Parece que duele menos.

Maia said...

No hace mucho, en un momento de calentura, usé el "viejo mal cogido". No estoy orgullosa, pobre viejo, al rato le fui a pedir disculpas.

Sandra Montelpare said...

"cornudo" y "en tu cara, pelotudo" me parecen supemas! pero a veces sin insultar suelo acercarme a la ventanilla del conductor y le lanzo un "Qué pasa? no te atienden bien en casa, papi?" o "anda a gritarle a tu señora" lo que me ha dejado al borde de morir aplastada.
"tamadrequeteparió" acentuando la T es un buen desahogo

Omar said...

"andate a la argoyuda concha de tu puta madre" es una frase que tiene sinonimia con "hasta aca fue sin violencia". Cualquier respuesta al epíteto (que linda palabra epiteto) es respondida con un puñete en el morro.

De todas formas, a mi para que alguien se enoje de verdad mas que putearlo, me gusta decirle fracasado. Es mágico, automáticamente hay un giro en redondo y sobreviene la pelea, a veces verbal, a veces con trompis.

Pedro B. said...

que buen post la puta madre que lo pario!!

michelangelo said...

Que buen post, la concha de tu madre!

Cazador (porque su mujer tiene abierta la cuenta de Blogger) said...

"La concha de tu madre" es mi frase mas recurrente cuando un pelotudo automovilista me encierra, frena o hace alguna boludez mientras voy en bici.

Lord Khyron said...

a mi me sigue causando mucha gracia agregar el "recalcadísimo" a cualquier insulto, ej: "andate a la recalcadísima concha de tu puta madre". Es realmente deningrante y hay que tener mucho autocontrol para decirlo pero seguro, seguro que te ganás un buen bife en la jeta por pelotudo.

El Huber said...

Impoluto. Soberbio. Y encima coincido plenamente. Vea si no me cree:
http://pensandofuerteyclaro.blogspot.com/2009/07/reivindicacion-de-la-puteada.html

Gran blog, la puta madre que te parió!

Mariela alias leti said...

Mi preferida es LA CONNNNCHA DE TU MADRE. Es catártica, mirá de sólo escribirla me siento más liviana.
Soy re letrina y mucho más al volante. Vivo puteando y mis hijos me dicen "estás enojada mamá?" Y síiiii, mirá este pelotudo que va por el medio de la calle! Que entiendan de chicos cómo es.
Igual cuando voy con mi marido me dice que nunca tengo razón en el puteamiento, pero qué me importa si los otros no me escuchan.

Mauricio- said...

la gente que te manda "a la miercoles"
o "pero la panconqueso", merece destierro terrenal, y quizá castigo eterno, pero sin dudas, la gran joya de nuestro diccionario argento/puteada, es el de "Pelotudo", toda frase, por mas berreta finalizada así, toma mas valor, digamos.. "pasala morfon de mierda" no tiene el mismo impacto que "pasala, pelotudo"
bueno, nada, esto nomas (:
es mi primer comentario acá. no me odien.-

Anonymous said...

manejo habitualmente y ejerzo con ho9neres el putearismo... me gusta cuando pasan mal, o cualquier maniobra de mierda, y luego estàs casi casi en el semàforo me gusta decirles "hijo de puto", o ·què hacès bobo???· haciendo extremo acento en ambas B. Y otra que amo es FFFFFFFFFFFORRRRROOOO te juro que me sale de las entrañas te juro

Anonymous said...

"Metete la concha en el culo la recalcadisima connnnncha de tu puta madre! Ojala te salga un grano en el ojete y te lo revienten con una llave sueca laputamadrequeterecontramilpario!" hay q usar tantas palabras para decir media idea eh.....