03 October, 2011

Perfiles: mundo postre

En la vida existe un elemento que, sin necesitar nada más, dice todo lo que hay para decir de cada uno de nosotros: el postre. A saber:

El flan con dulce y/o crema: el flanista sabe que encontró su lugar en el mundo. Hay otras cosas, sí, pero nada lo saca de ahí, porque el flan es un clásico que permanece en el tope más que justificadamente. Cada vez que prueba otro postre se arrepiente y piensa "¿quién carajo me manda a comer higos en almíbar?" y se autoflagela.
Por otro lado, el que come flan solo, sin crema o dulce, sólo garcha haciendo el misionero y con la luz apagada.

El helado: el que pide helado en un restaurant es alguien que, claramente, no tiene claras las nociones básicas de la vida. O sea, pedir helado en un restaurant es como pedir pastas en una parrilla; sí, hay, pero sos un boludo. Por gente como ésta existen lugares como Farmacity, una farmacia que vende DVDs de Disney y alfajores Cachafaz. ¿Estamos todos locos?

El almendrado: supongamos que en su momento fue algo que valiera la pena (es difícil, pero hagamos el esfuerzo), el almendradista es alguien que, a diferencia del flanista, está anclado en un pasado que no sólo no es mejor, sino que se niega a reconocer el avance, la evolución. Este especimen cree que el almendrado es la máxima creación y lo demás apesta. Es el que te dice "a mí dejame con el Nokia 1100 que lo pasás por arriba con el auto y no le pasa nada". Es el mejor ejemplo de la diferencia entre un clasicista y un conservador o, para ser más exactos, entre un conocedor y un flagrante pelotudo.

El queso y dulce: para empezar, el amante de este sagrado postre no le dice "postre vigilante" sino "queso y dulce", qué me venís con boludeces. Es hogareño y comete el error más básico de la gastronomía: va a un restaurant y pide algo que podría hacer en su casa. Andá y pedite algo difícil, macho, que para eso estás pagando. Es de los que engañan a su pareja con alguien igual y ni siquiera saben explicar por qué. Pero la verdad es que lo hacen por amor.

El postre palermitano: el innovador, el que pide trufas de maracuyá en suave salsa de rosas acarameladas con espuma de natilla es alguien arriesgado, que no está atado a convenciones y que no teme ser descubierto en un acto de innegable pelotudez. Al mismo tiempo, supone que ser arriesgado en menesteres palermitanos lo envuelven de un halo de coolez, y no, negro, estás comiendo clara a punto nieve con azúcar. Pero está bien, no cualquiera levanta la mano y pide eso con entereza.

El arroz con leche: es de valiente, de hombre de pelo en pecho. Este cronista, arrocista histórico, supo ser acusado con la frase "si escuchás los Ramones no podés comer arroz con leche". Cuánto desconocimiento, señores. A ver si entendemos: si en lugar de una manzana, Adán y Eva hubieran comido un plato de este glorioso postre, Dios no se hubiese animado a echarlos.

Después hay otras boludeces que no merecen ser analizadas, como los duraznos en almíbar. Ir a un restaurant y pedir que te sirvan algo que sacaron de una lata es, cuanto menos, una estupidez.

 Este pibe pide peras en almíbar. No sé, vos fijate.

56 comments:

Pipistrela said...

Si comiera un postre, claramente no serían ninguno de esos! Alguno con chocolate, el más empalagoso para mí. El que tenga más de todo.

Vale said...

No podría estar más de acuerdo, doctor. Respetemos a los que buscan la coolez y los arrozconlecheros, se la re bancan.

Agrego: NO me gusta compartir el postre! Es MÍO! si te pediste helado y el volcán de chocolate te gusta más jodete, aprendé para la próxima.

peppers said...

En el restaurante se pide flan c/dulce o crema.

El arroz c/leche se hace en casa con cascaras de limón y canela.

Los postres palermobobianos son para gente con el totó lleno de preguntas.

El poster vigilante es sublime, sobre todo en Mina Clavero, porque tienenm un queso fresco que se parte de bueno.

celeste said...

con qué poco haces un tema interesante y divertido!!!!....me saco el sombrero.... y hago una reverencia ...capo!!!!!!

Sandra Montelpare said...

muy buena caracterización, Ale! La del almendrado es así!!!! me suele suceder que me quedo con ganas de lo que pidió el de la mesa de al lado (un dónde estaba eso?") pero en general termino tomándome un café corto y amargo. Califico peor que el del almendrado, no??

Vale said...

peppers: hay gente (como yo ponele) que no te cocina ni arroz blanco, arroz con leche con limón y eso es nivel III, lo re banco al colorado acá mentendés.

Mariela P said...

Adhiero al comentario de Pipistrela. Para mi lo sublime es el chocolate en todas sus formas. Si no tiene chocolate, no es postree!!! El arroz con leche y dulce de leche arriba y chocolate rayado es lo más de zamoraaaaaa!!! En mi vocabulario no existe la familia de palabras del verbo empalagar!!!! Mientras más chocolate, dulce de leche, crema o helado tenga, mucho más glorioso el postre. De hecho viviría comiendo postres sin comer cosas saladas!!! Claro que a la semana moriría de un coma diabético. En fin, alguien por ahí mencionó el volcán de chocolate, y mi teclado está sacando chispas por la baba que cayó encima de él. Necesito un chocolate yaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa!!!

Maia said...

Hay un postre piola, se llama tarantela. Es como si fuese un budín de pan, pero más bajo y borracho.

Se pide primero una colita de cuadril con papas al horno con un cuarto de la casa (horrible) y al final una tarantela con crema. Se puede leer mientras tanto Diario Popular (desaconsejo Crónica, es demasiado). Ocho mil calorías y cero culpa, para qué está la vida.

Derall said...

Colorado: lo invito a que lea lo que escribió abajo de la foto del post. No sé, usted fíjese.

PD: Aguante el flan mixto.

sofía said...

Me uno al club de las chocolateras Pipistrela y Mariela P; Si no tiene chocolate no eSiste.

Ale said...

Justo había visto el error. No me sorprende, es algo habitual.

Se agradece el dato, viteh.

Shimmy said...

Yo si tengo lugar para postre, me como una empanada más.

Ramones y arroz con leche. La vida es bella.

MARIA2 said...

Por lo general, uno pide un postre lleno de cosas, que en el menú está escrito en 3 rengolones, y te traen una cagada, que tiene una pelota de helado, un corrito de chocolate, una cucharada de algun alcohol, nueces picadas (será una), y te cobran un huevo.
Te quedas esperando que te traigan el postre entre dos y te traen una copa medio vacía. Si pueden te enchufan dos obleas para agrandarlo que parecen calientes, asquerosas.

Mariela alias leti said...

También me sumo a las fans del chocolate, sin chocolate (y mejor si además trae dulce de leche) no hay postre. Y obligo a mi marido a pedir mi 2da opción para robarle.

Este analisis o dice nada del clásico y tradicional mousse de chocolate. Soy muschocolatista de alma.

Ojo, también me gustan esos que mezclan helado dulce de leche merenguitos chocolate banana brownie.

Ale said...

El moussechocolatista (llamemos a las por su nombre) merece respeto por ser consecuente: así como se pide un mousse en un restaurante (y lo bien que hace), después va y se compra un alfajor de mousse, uno de los peores errores posibles. Pero como es consecuente y no transa con el establishment y las multinacionales del postre, lo bancamos.

Ale said...

La ensalada de frutas es válida para primavera-verano o para épocas de dieta. Un error muy común (en el que caigo seguido) es pedir ensalada de fruta con crema, pensando que es más liviano que un flan, ponele. Es el mismo criterio que el de la ensalada césar que tiene más calorías que una suprema de pollo a la maryland, pero da "light".

Ju (+) said...

el flan garpa en cualquier lado, eso pasa, no asi con el budinb de pan, x ejemplo, ese es para comer en casa hecho x tu vieja...
yo soy de comer postre, o mas postre q comida, mata empezar x el postre y desp algo saladito o nada cenar helado con alfajor...
cheescake, lemon pie, ricota con dulce de lecvhe, torta de coquitos con chocolate, selva negra, milhojas, natilla, tarantella, postre balcarse, brownies y demas exageraciones del sabor sulce la rompen, alfajores recargados, tortas con galletitas, para esto esta la vida tambien.
sexo y algo de esto pa bajonear en la cama, ja! and u got me)

ceci said...

La fija: el panqueque de manzana flambeado al rhum! Abajo el flan
buuuhhh!
Y aguanten los brownies, o el helado que no falla! Yo soy de las arriesgadas del marcujpa, no por snob, isno porque me gusta innovar. Besos y buena semana!!!

el capitán beto said...

el queso y dulce es con queso mar del plata. Pedirlo con queso fresco es de afrutado

Sandra Montelpare said...

yo soy moussechocolatista pero no la pido en restaurants porque no les sale como a mí que doy vuelta la copa y no se cae con la dosis exacta una barrita de choco aguila por copa. Es especialidadddd. Listo, lo dije.

ANOnymous said...

A mí si todavía tengo lugar para el postre, me pido la entrada que me arrepentí de no haber pedido antes (p. ej. una rabas).
Y después me clavo un buen cucurucho bañado en Cabaña Tuyú.

NiCO said...

Yo estoy con Shimmy si tengo espacio para el postre le sumo otro pedazo de vació. como postres cuando meriendo

Lovely Rita said...

Ceci: Le cuento que mi novio hace los mejores panqueques de manzana flambeados al rhum y me hizo acordar que tengo que pedirle uno de estos días que me los prepare porque hace bocha que no los hace.
El rey de los postres sin duda es el Tiramisú, seguido por la torta bombón de mi suegra y los panqueques flambeados de mi novio.

Los que piden postres del tipo Osvaldo Gross son unos reventados.

Martín said...

¿El Charlotte califica técnicamente como Almendrado? Porque se supone que el almendrado es apenas una excusa menor e intrascendente para clavarnos lo que en realidad queremos: el chocolate derretido.

Martín said...

el chocolate, en todas sus formas.
el chocolate blanco es para enfermos terminales, ayunos (gracias Ale) de cualquier tipo de papila gustativa, y por caso, de neurona, salvo que sea de madrugada, te desveló tu pibe, ponés la tele, dan una de tiros, vas a la heladera a buscar vituallas, y de la caja de bombones te quedaron los blancos, ponele.

en la heladera, comida no hay, pero tenés un frasco de nutella, caja de bombones, chocolates en tableta, granos de café bañados en chocolate.... todo sano, viteh..

RyC said...

El Charlotte califica como el Almendrado, sin dudas...

Me declaro flanistacondulcedelechista a muerte y solo lo cambio si el restaurante en el que estoy califica como buen hacedor de budín de pan sin pasas y ahí nomás me lo clavo con dulce de leche, obvio.

PD: Coincido respecto a pedir postres de lata...

Pedro B. said...

Yo pido don pedro....

maría pía said...

yo soy flanista con crema a morir!!!!!!!!!!!!!!
me voy a clavar uno un día de estos.

Omar said...

Chupense un culo. Tengo una forma totalmente distinta de ver la vida, a saber:
El postre se pide para terminar de LLENARSE y depende del lugar.
Las opciones son:
Comiste joya en un lugar cheto: Pedis cheescake de maracuja, bañado en licor de naranja. Porque? Fácil, porque:
1) no esperas llenarte
2) Sabes que en otros lados, no vas a probar eso.

Comiste poco en un lugar cheto: Pedis brownie con una bocha de helado o un death by chocolate o volcan de chocolate Porque? Fácil, porque:
1) Cae pesado, te terminás llenando
2) Sabes que es dificil que la puedan empeorar, es chocolate.

Comiste poco en un bodegon:
Pedis queso y dulce o un flan 12 huevos
Porque? Fácil, porque:
1) Es un bodegon, el pedazo que te van a servir es del tamañan de un dedo gordo de cada cosa si es queso y dulce, y sino, es te van a caer 12 huevos encima
2) es un bodegon, asi que olvidate de comer algo que sea muy elaborado. Se corta, se cocina y sale a la mesa, como se debe.

Comiste bestialmente en un bodegon:
Helado de limón o un panqueque al rhum
Porque? Fácil, porque:
1) Ya estas lleno, solo queres algo dulce
2) Ya estas lleno, solo queres una muerte rápida.

Lo que no se pide es... ARROZ CON LECHE, pero por que no te moris atragantado con un grano, hijo de puto? arroz con leche? te merecés intentar dormirte con Ricardo Fort cantandote el arrorró...
Pssssss... arroz con leche

Viejex said...

Y los que comemos flan solo, con crema y/o con dulce de leche? Y además del flan le entramos al lemon pie, a los chocolates en todas sus forma, a los panqueques flambeados al ron (yo le digo ron, ¿algún problema?) al vacío, al asado, al pollo, los que somos capaces de comer hasta esa porquería del arroz con leche y escuchar la mierda esa de los Ramones, y para abreviar digamos que a lo que se mueva le tiramos...qué onda?

Viejex said...

"en todas sus formas"
Hasta la' ese', no' comemo'...

Matías said...

A mí me revienta la gente que pide ensalada de frutas en un restaurante.
Éso es como pedir helado de menta granizada.
Nosotros adherimos tu postura acá: http://www.tecuentocomoes.com/2011/08/esta-bien-pedir-ensalada-de-frutas-en.html

maría pía said...

ojo que las frutillas con crema garpan, nose, vos fijate.

La ilusa: said...

Yo pido chocolate. Dámelo en barra, en bloques, en torta, en guiso... Como sea pero dame algo de chocolate.

Balconito said...

Me planto acá y le digo a todos en la cara que yo soy CAFEÍSTA. Ojo, eh! No reniego de los postreros, que cada uno se clave el banana split que quiera y se flamblee el panqueque que le parezca, pero el cafecito doppo mangiare, marca la línea entre hombres y niños. Es así, el que se clava un feca es un espartano, un asceta y desayuna con un pucho que prende con el piloto del calefón. Para graficar: Chuck Norris se clava el café post morfi, pero es porque ningun postre se anima a hacerle frente a Chuck.

gastmun said...

No pido nunca postre en los restaurantes. Me niego, lo mio es el helado y siempre es mejor afuera

Ro said...

yo no suelo pedir postres. si pido, es algún flancito con dulce de leche.. o mousse. pero es RARO,muy raro en mí.

Mario Enrique Sosa said...

Yo soy flanista.

Vale said...

"mousse", es LA o EL ? UN o UNA?

Vale said...

Creo que lo mejor será pedir DOS.

negra! a secas... y a mojadas también said...

cho
co
la
te

Listo. lo dije.

Cazador said...

Muerte al almendrado.
Vivan el dulce y queso y el arroz con leche.
Si pido, pido una de esas copas tremebundas que casi que se caen.

Mary Reed said...

Qué análisis le merece el que come panqueque de dulce de leche y/o panqueque de manzana?

By the way, de éste lado del charco, el queso y dulce se llama "Martín Fierro" /(vaya uno a saber porqué)

Cris DG said...

Depende del tipo de morfi: Mediodías laborales, es imposible garpar 40 mangos por una mila con fritas. El bolsillo me permite sólo un yogur o un cafecito y una medialuna. Si invita el jefe, o un cliente, o un proveedor, ahí comemos, graciadio. Pero después del morfi, va cafecito y pucho. Si pinta postre, no laburamos más a la tarde, o correremos a buscar uvasal. Y te arrepentís hasta la noche.
Fin de semana con la patrona/novia/filo/prospect: el viejo mito de de cena, cine, telo, no es en ese orden: principalmente porque no da el presupuesto para las tres cosas. En cualquier caso, primero se garcha, y después vamos a comer. Con la panza llena, olvidate de la buena performance, sobre todo si es primer polvo con la susodicha. Y menos si hubo torta quemada al rhum...
Si es cumpleaños, o cena/asado que invita el suegro: morfamos a morir. Y ahí si, te acepto desde el cuartito de helado de pérsico hasta la selva negra, o el queso y dulce.
Y nunca, pero nunca arroz con leche.

Martin said...

no se me ocurriría en la puta vida pedir un arroz con leche en un restaurante... una de las mejores cosas que me pasó en la vida es aprender a hacer esta maravilla gastronómica para no tener que depender de mi vieja para comerlo, el arroz con leche se hace en casa y en cantidades industriales, para que dure una semana ya que mientras mas estacionado mejor... en restaurantes, flan o budín de pan mixtos o copa helada, que no es lo mismo que el helado, tres bochas de helado de tarro de plástico es una mierda, pero si le agregas, crema, dulce de leche, nueces, un chorrito de wisky y charlote te queda una bomba de tiempo genial, porque te deja disfrutarlo ya que explota a las tres horas recién, a esa altura quien te quita lo bailado jajaja

Zuzio said...

Te juzgaron mal. El que escucha Ramones y tiene más de 25/30 años es porque tiene un cierto nivel de melancolia, supo vivir otra época y poner "Pet Sematary" lo conmueve. De igual manera pasa con el arroz con leche, te recuerda a tu abuela, a la heladera siam y al sachet de leche.

Decime vos a qué carajo te puede hacer acordar unas peras al borgoña.

Zuzio
El que sonrie cuando encuentra arroz con leche en la carta.

Ale said...

Señoras, señores, he aquí la palabra justa, la verdad hecha verbo.

¡Zí, zuzio!

Viejex said...

¿Pero quién mierda puede querer una verdad con gusto a arroz con leche habiendo chocolate, tiramisú, don pedro...? Vaya, siga escuchando a los Ramones, siga que va a llegar lejos así.

Ale said...

Oia, se puso violento el ancianex. Usté se da cuenta que denosta al arroz con leche y defiende al Don Pedro, ¿no? Le repito: DON PEDRO. ¿Quiere que lo hablemos?

Mariela alias leti said...

Además disculpe, pero en cuántos restaurants hay arroz con leche? Va a comer a lugares especiales sólo por el postre?

Viejex said...

No pretenda darme clases de buen gus...OIGA!!! USTED ESCUCHA A LOS RAMONES, ME CAGO EN LA MIERDA!!! Que autoridad tiene para venir a criticarme?

(Además, lo que a mi me gusta y le digo "don Pedro" porque no tiene un nombre propio es el helado de chocolate con whisky. En rigor no es un "don Pedro", que creo que se hace con crema americana, otra mierda)

Ale said...

Ah no, viejo. Eso sí que no. Si quiere úntesé la pinchila con mermelada de berenjeana y cómaselá como postre, pero con los Ramones no, eh. CON LOS RAMONES NO.

Pero qué sacrílego hijo de la gran siete, será de Dió. Así el mundo está como está, por gente como usté.

Cris DG said...

Habría que escribir una oda al Tiramisú. Creo que las 5 cosas más hermosas que tiene la vida, además de mi hija, es ver a Toto en vivo, ganar un clásico sobre la hora, dormir hasta tarde, Diane Lane en Infidelidad, y el Tiramisú.

Martín said...

Cris, Diane Lane en esa peli marca un antes y un después de todo...IMPRESIONANTE !!!!!

Anonymous said...

Todos, absolutamente todos ignorantemente equivocados. De postre nada sa compara a un buen "Don Pedro" sin helado. He dicho!
HT

Cookie said...

Yo siempre pido flan con dulce de leche.

Igual, no venía a decir eso. Me resultó revelador este párrafo:

"Por otro lado, el que come flan solo, sin crema o dulce, sólo garcha haciendo el misionero y con la luz apagada."

Anoche salí a comer y mi compañero pidió eso. O.o