28 July, 2011

Historia de un taxista

Suponiendo que uno cuenta con el poder adquisitivo suficiente como para pagarse un viajecito en taxi (con lo que cuesta un Microcentro-Belgrano alcanzaría para comprar el pase de Pablo Mouche, aunque no se me ocurre quién querría gastar plata en eso), subirse a uno de esos vehículos del demonio implica encontrarse con cosas muy raras.

Por ejemplo, la cara del taxista: para empezar, está científicamente comprobado que nunca coincide con la que acusa la foto que cuelga del asiento, pero no es tan distinta como para asegurar que no es. Es lo peor del mundo: uno no sabe si ese ñato que está ahí llevándolo a uno es quien dice ser, o no, y si está bien que no lo sea. Da miedo.

Otro tema con la cara es que jamás de los jamases coincide lo que vemos por el espejito (los ojos y parte de la nariz) con la nuca. Dicho de otra manera: nunca tienen cara de tener esa nuca.

Y los nombres. Es raro que se llamen Roberto Fontana o Raul Quiroga. No, los tipos gustan de llamarse Tiburcio Cerdeña o Luis Agbonlahor. Existe la teoría de que para ser taxista se puede usar nombres inventados, como pasa con los operadores de call center (en mi tierna y ya lejanísima juventud supe llamarme Santiago Ríos).

Y todo eso se lo sufre sin que el tipo haya abierto la boca, claro. En un 92,7% de los casos (según un estudio de la Universidad de Massachussets) los taxistas cuentan con la información necesaria para solucionar las crisis económicas mundiales, encontrar la cura del cáncer y lograr que Messi meta un gol en la Selección. El problema es que el 97,9% (según un estudio de la Universidad de Bahía Blanca) de la gente no cree en sus palabras.

Entonces uno putea, se asusta y se promete a sí mismo nunca volver a subirse a un taxi, hasta que recuerda que el plan B es viajar en el tren San Martín, adosado a una masa homogénea conformada por 15.803 personas por vagón, y se resigna. Por lo menos el tachero no escucha reggaetón en un celular.

La vida es una mierda, los tacheros saben cómo solucionarlo y nadie les hace caso. Así está el país.

"Me garché a 122 minas en un fin de semana" asegura Mario,
y en SMAEP le creemos.

29 comments:

Anonymous said...

tiene menos comentario que los saludos a videla por el dia del amigo!!! q pacho smaep

Ale said...

Ante todo le digo que en el día del amigo, Videlo recibe muchos saludos, eh. No se vaya a creer que no.

Por otro lado, es cierto: el éxito, que nunca fue muy asiduo de este lugar, parece haberle dado la espalda definitivamente a SMAEP.

Y por otro lado más, noto cierto tono irónico en su "voz", cierta alegría le diría. ¿A qué se debe, eh?

Vale said...

el último taxi que tomé fue para ir a buscar unos análisis a un laboratorio y el tipo empezó a incursionar en qué problema tenía, desde cuando, que a su hija le pasó lo mismo... Qué se yo.
La universidad de la calle que le dicen.
Igual prefiero eso y no que me hable del clima, un embole.

El-Nico said...

Yo sigo leyendo aunque no comento nunca. Siga siga!

Balconito said...

A mi los tacheros me agradan y no me gustan. No te digo una relación amor/odio del estilo le-parto-la-boca-de-un-beso / le-quiero-matar-a-la-familia. No, no llega a eso.
Me caen bien cuando estoy en el taxi. Me divierten, porque les miento, les invento historias, les digo que vengo de lugares de los que no vengo o que trabajo en tal lado cuando no es así. Es un buen hobby(t)
Los odio cuando quiero parar un taxi y no paran.

Ah, el último tachero que me llevó era, sin lugar a dudas, Christian Cellay.

gastmun said...

Un taxista me conto todas las veces que le metio los cuernos a su novia, eran anecdotas que parecian sacadas de una pelicula de Olmedo y Porcel. Despues se despacho con la teoria de que Michetti no podía ser presidenta y obviamente no refiriendose a su aptitud politica. Por suerte quedaba poco para bajarme.

Ringo said...

Siempre presente Colo, arriba SMAEP!!!

Marcos said...

Ademas de todo eso, los taxistas osn grandes meteorologos frustrados...
Otra cosa, usted se queja de los precios de los taxis alla en Buenos Aires? venga aca a Rafaela, que los remises le cobran $12 por hacer 10 cuadras, y no es en joda.

Sandra Montelpare said...

Prefiero cruzar Constituyentes más allá de Gral. Paz a medianoche en un bondi a viajar con un tachero que hablayhablayhabla

Lovely Rita said...

Yo dejé de viajar en taxi cuando uno de ellos en pleno viaje me dijo "Esto del casamiento gay es cualquier cosa,da para todo este país" "Son todos putos de mierda blablablabla" a lo que respondí "a mí me da orgullo saber que mi país le da más oportunidades a los PUTOS DE MIERDA como usted dice". De ahí, nunca más un taxi.

MARIA2 said...

Yo entiendo que manejar todo el día en la Capital debe ser un trabajo que te da vuelta la cabeza, pero hasta ahora no encontrè un taxista que estè contento con algo. Son un tango, puro lamento.

The Dark Knight said...
This comment has been removed by the author.
The Dark Knight said...

E insiste con la Universidá de Massachusetts...

Diga la verdá verdadera: la citada casa de estudios, le esponsorea secretamente el blog?

Porque debería, me parece;)

novoyaterapia said...

Cuando me tomo un taxi y le doy las propias indiciaciones para llegar el tipo me dice: "Chiquita, soy taxista hace 30 años. Qué te pensá? Qué no se por dónde ir a Av Paseo Colón?" Y dicha la frase de los 30 años empieza una catarata de anécdotas tacheriles interminables.

Saludos che!

Jorge said...

Estimadísmo:
Creerle a un tachero es como creer en las encuestas...capaz que pegan una, es puro verso, pero es divertido...
Atte/

Dany said...

"Que piquete ni piquete. Si yo le digo algo, con los milicos estabamos mejor.....y a mí nunca me pasó nada....con un par de palos se van todos a la villa de nuevo". Taxista anónimo

Valentina said...

Mi bienamado casi sufre un infarto masivo al viajar desde Ezeiza a Aeroparque, con el tachero que miraba para atras y gesticulaba mientras manejaba en pleno quilombo por los bordecitos dentados de la autopista. Igual lo re banco a mi taxista, eh.

ANOnymous said...

Yo también le invento al tachero cada vez que veo que el tipo es medio novelero. Cada verso que mete yo le doblo la apuesta contándole una anécdota mejor y que deja chiquita la que él acaba de contar.
Lo que pasa es que un taxi es una especie de sala de chat, donde nadie es quin dice ser, y en realidad a nadie le importa.

Propoleus said...

Otros datos: el 52% escucha a Gonzalez Oro, el 38% a Beto Casella, el 9% tango y el 1% restante cualquier otra radio.

Otra cualidad taxística es el radio que lo usan como si estuvieran en Vietnam a cargo de las transmisiones del pelotón. Estan ahí pendientes (con la otra radio de fondo por supuesto), y la mina que repite como loro Alvarez Thomas y Plaza, en 5,Alvarez Thomas y Plaza, en 5,Alvarez Thomas y Plaza, en 10,Alvarez Thomas y Plaza, en 10, Alvarez Thomas y Plaza, en 15,Alvarez Thomas y Plaza, en 15....solo estas deseando que alguien agarre ese viaje!!!!, pero luego sigue Viamonte y Callao en 5, no fumador, mezclado con un Manzanares al 2500, con mascota.... y se convierte en una tortura.... Obvio que jamás agarra uno de esos viajes, aunque te deje a una cuadra de alguno, y el capo te habla, y habla...sin soltar el aparatito y por supuesto de lo mal que esta este país, o de las minas que pagaron sus viajes con petes...si te toca un canchero...y se mezcla Gonzalez Oro cantando y gritando atrás, y la Mina de Manzanares al 2500 con su caniche...

Y el olor....
Ahh...la fragancia a pucho y mugre mezclada con el desodorante de telo mas berreta e impregativo del mercado.

U... Olor solo a pucho y mugre, como si estuvieras encerrado en un ascensor de 2 personas con el Coco Basile hablandote a 2 cm.

U... Olor a desodorante solo, que migra hacia tu prenda mucho mas rápido que en el primer caso: llegando a tu trabajo...-¿Sienten el olor a pinolux limón?- dice tu jefa...

Luego, existe la regla de Rashzdicov, que indica que la edad del taxita es exponencialmente proporcional al apuro del pasajero. Y la velocidad del vehículo es inversamente proporcional a la edad del taxita:
Urgente que me cierra el banco a las 3, taxita 78 años que va a 40 por Lugones.
Volves del cumpleaños de la amiga intrascendente de tu mujer, a las 3AM, sin el menor apuro. Tachero, 28años a 100 por Córdoba. Pasando semaforos amarillo-rojizos. Pagas y agradeces que llegaste con vida.

Perdón, perdí mi poder de sintesis en un taxi...

Anonymous said...

Sublime resúmen el de Propoleus.
Sugiero cerrar el topic para evitar cualquier otro comentario que al lado de éste irremediablemente será considerado basura.

Propoleus said...

No diga eso! Me pone mal che, y perdon por hacer comments tan largos, se me va de mambo la cosa...sé que deberian ser mas cortos.
El Sr. Colo es el modelo a seguir, yo ni llego a burda imitación china.

Anonymous said...

Yo no subo a un taxi ni en pedo, manejan como Fangio....pero con los ojos vendados. Son un peligro y yo me cago todo.

Ro said...

por desgracia ( o por fortuna?) nunca viajo en taxi. soy una subte-girl. no puedo acotar hoy..
pero un día un remisero me explicó su teoría de hilos políticos manoseados con tecnópolis. Apasionante.

Peperina said...

Y si tenés tetas, viajar en taxi es toda una experiencia. Creo que en cada viaje de taxi me invento un novio nuevo que me está esperando en casa. La última vez fue un marido ya...

maría pía said...

Peperina: yo no tengo que inventarme nada entonces.

Zeithgeist said...

yo no se, pero los uso de psicologo temporario y a la mierda.
xD

Mariela alias leti said...

Me pasa seguido de tener miedo de que me esten paseando, como soy un desastre con las calles pocas veces lo puedo comprobar. Pero a veces no me controlo y les grito de todo. Hace poco me bajé de uno que manejaba para el orto, a los pedos mal, se escuchaban las frenadas y le pedí que me deje a mitad de camino.

Anonymous said...

el tachero no escucha reaggeton en un celular, pero puede ser peor, o por lo menos yo prefiero una cumbiancha a fumarme belgrano - v del parque FUMANDOME RADIO 10!!!

SOFI

Cris DG said...

A los tacheros hayquematarlosatodo, parafraseando sus propias frases.
A los que escuchan radio 10 o a Paluch (el 99%, el 1% restante escucha Vale)
A los que te dicen, cancheros, con cara de "yo tengo la posta", frases como: "lo que pasa que no quieren laburá"; o "son todo negro que ahora cobran la AUH"; "esto del casamiento de los puto sunaverguenza"; "Yo lo voté a Mauricio porque en Boca hizo una buena gestión"; "Con Carlo estábamo mejó"; "Acá lo que hace falta es mano dura, papá"; "La conchuda ésta es bipolá, y compra cartera de diesmil dólare"
Todo eso además de contarte las 145 minas que se le regalaron en el taxi, y que "el pibe mío estudia pa contadó, viteh"