03 August, 2010

Autoengaño

Siempre empieza como una solución de emergencia, algo para salir del paso, pero siempre con el pleno convencimiento de que en cuanto tengamos tiempo vamos a arreglar las cosas en serio. El amor propio y el instinto de autoconservación no nos permiten hacernos cargo de que esa solución temporal terminará siendo más permanente que Grondona en la AFA.

Y así es como convivimos todo el tiempo con alambrecitos en la patilla de los lentes, el botón del inodoro sin la tapa y con el ganchito a la vista, sosteniendo con un papelito esa puerta que cierra mal, atando el cierre del pantalón al botón con una gomita o un anillo de llavero o, como en caso de quien escribe, 4 meses pidiéndole al de la pizzería que nos llame cuando sale el pedido "porque no me está andando el timbre".

Pero no todo es para resolver cuestiones hogareñas: en Boca tuvimos de técnico al Chino Benítez que llegó "por un rato" y se quedó un montón, hasta que le embocó un gargajo en el ojo a un mexicano; Duhalde llegó a la presidencia para estar por unas semanas y se quedó como un año el hijo de puta. Y así, miles de ejemplos que, por supuesto, ahora no me acuerdo más y zafo diciendo "y así miles de ejemplos".

En fin, este post me quedó bastante choto pero el fin de semana lo reescribo bien.

Eso, carajo.

19 comments:

Anonymous said...

Hay una palabra que define el hecho de dejar las cosas rotas en el hogar y se llama domicidio!

Ailen said...

Que velocidad para escribir post...me encantó!
Y de inmediato me hizo acordar de "miles de ejemplos más". Los cuales ni pienso tipear.
Pero la foto me llevo a uno en particular: todos los que viajan en la línea de subte B y se bajan en Alem sabrán de que les hablo... en necesario más de un año para arreglar una escalera mecánica?!?!?! la pmqlrmp!!! como es posible que no piensen en nosotros (la gente vaga)?
(Un buen ciudadano hablo por todos y ecribió un cartelillo muy similar al de la foto).

Slds!

kichu said...

asi es... el alambrito que sujeta la ultima parte del caño de escape esta por cumplir 1 año!!

Gi♥ said...

seeee yo soy la del el botón del inodoro sin la tapa...y hace como dos meses la pata de la silla de la PC (la rueda para ser más precisa) de-sa-pa-re-ció!! si si se salió y no la volví a ver más osea q estoy como una baluda haciendo equilibrio en tres patas, para no irme al carajete...(q se yo le pongo un poco de adrenalina ¿¿??) :)

florinónimous said...

lo interesante es que la mayoría de las mujeres que convivimos con hombres suponemos que esas cosas las tienen que arreglar uds, y a continuación nos enojamos porque uds suponen que la que debe organizar el hogar somos nosotras.

Qué buena película "la comunidad"!

Eugenia said...

"En fin, este post me quedó bastante choto pero el fin de semana lo reescribo bien."

El fin de semana lo reescribo...ja-ja-ja

Caribe said...

arreglar las cosas con cinta scotch... para siempre.
si.

Petardo Contreras said...

Nos remitimos al mal pero acostumbrados.
Lo atamos con alambre.
Estamos mal y vamos peor.
Salimos de gatemala a guatepior (esa la odio mas que a todas las otras).
etc etc etc
Saludos

Cazador said...

Yo llevo 1 año con el lavarropas abierto, queriendome hacer el Mac Gyver...
Cuantas cosas tengo atadas con alambre, ya ni me acuerdo.

Cazador said...

Me acorde, el mueble de la tele, que se mueve con rueditas. Hace 2 meses se le rompio un tornillo a una rueda. Asi como quedo el mueble, nunca mas lo movi. Algun dia pasare por donde venden estas ruedas. Lo que es peor es que paso mil veces por ahi.

Despe said...

Lo mío es pior... hace 1 mes que tengo ellavarropas de adorno en el baño porque no tengo suficiente presión de agua para usarlo... y me da paja llamar a Aguas para que vengan a arreglarme el asunto.

La imagen del final, me hizo recordar a una leyenda, tallada en una pared del ascensor del edificio donde vivía: "nos van a matar a todos en este ascensor de mierda".
Y bien podría haber sido premonitoria, porque se cayó varias veces jajaja

Flo. said...

Yo siempre tengo hecho un desastre mi dormitorio , por que "lo voy a arreglar cuando tenga tiempo" al final, uno termina acostumbrándose..

Hugo said...

Provisorio para siempre.

** Lau ** said...

Mientras viví en casa de mi madre putee eternamente por su dejadez: vivimos años con la puerta del pasillo sin picaporte, con un timbre mudo, una puerta corrediza con papelito para que no tambaleara, velador a falta de luz en la habitación, etc. Y siempre me decía a mi misma que "en eso sí que no me parezco a mamá". Fue horrible cuando me fui a vivir sola y descubrí que esa dejadez...es hereditaria!!!!! Yo viví sin portero por más de 4 meses, até la puerta del horno con alambrecito y hasta arreglé una goterita con chicle beldent!!!!

Dios por qué uno siempre hereda lo peor!!!

maría pía said...

coincido! que buena peli la comunidad!
yo tengo la tapa del horno que la tengo que cerrar poniendo un palito por que queda abierta, pero para que arreglarla sin con eso ya esta!?

Anonymous said...

Van a hacer dos años que me mudé a un depto. que no le funcionaba bien el sistema que enrrolla la cinta de la persiana y había que ayudarlo a mano para que se vaya metiendo. Estoy por mudarme y así quedará para el proximo inquilino.

Princesa Adora said...

Yo estuve así mientras estaba casada, ahora de separada, parte de mis proyectos son arreglar la puerta de la heladera, del lavarropas y esas cosas que uno siempre deja sin hacer por estar corriendo con otras más importantes!!! Pero estoy de acuerdo a la larga es un autoengaño!
Muy bueno su blog, lo sigo a partir de ahora!!!
Saludos, Princesa Adora

eMe said...

El Abuelito ODIA el cartoncito que impide que mi puerta "se golpee!" cuando hay mucho viento. Se ve desde afuera y todo. Y es rojo, muy monono.

No sé por qué lo odia el Abuelito...

Diego Ariel Vega said...

En mi edificio están apareciendo bastante seguido carteles de ese estilo, onda: a ver si cuidamos la seguridad entre todos y no dejamos la puerta abierta. A lo cual, algunos inadaptados le responden con una sarta de barbaridades muy graciosas...
y ahora que lo pienso mejor hay unos cuantos vecinos parecidos a los personajes de la peli, y un olor extraño que se desprende del séptimo piso...¿Me tengo que empezar a preocupar?