24 March, 2010

Nunca más

Como país siempre tuvimos una extraña capacidad para olvidarnos de las cosas importantes.
Ojalá que lo que hoy se conmemora no sea otro ejemplo de eso.

No olvidemos, es lo peor que podríamos hacer.

8 comments:

Ro said...

no lo viví, y deseo profundamente no vivirlo nunca.
nunca más.

Flavio said...

Pasar de la dictadura a la democracia fue un gran paso. Sin embargo, queda mucho por cambiar y mejorar...

eMe said...

Bien dicho, Ale

Johnty said...

No creo que olvidar sea lo peor que podríamos hacer.

Lo peor que podríamos hacer es agarrarnos un huevo con la cadena de la bicicleta.

De todos modos adhiero a la idea de seguir teniendo presente lo que hicieron estos hijos de mil putas, y sobre todo el porqué lo hicieron.

Zeithgeist said...

tampoco olvidemos q hay un futuro para adelante, y que caminar mirando hacia atras nos puede hacer tropezar jodido.

Sanguche said...

Ayer, como todos los años, fui a la marcha. ME ROMPIO SOBERANAMENTE LAS PELOTAS lo siguiente:

Las banderas/ agrupaciones, que se apoderan de estos actos, que pretenden ser por la memoria y los derechos, transformandolos en otra pelea triste por popularidad y adhesion.

Los canticos que decian "y vaaaas a ver, las balas que vos tiraste van a volver". Simplemente NO, no es modo, no se supone que tengamos que salir a matar milicos y familiares de milicos, porque lo unico que se lograria es un quilombo generalizado.

Nunca fui ni facho ni zurdo, pero lo de ayer me parecio demasiado. Las heridas de ayer no van a sanar con mas muerte y dolor.
Juicio y castigo a todos los que mataron, si, lo acepto.

En medio de la marcha unos imbeciles de no se que agrupacion de estupidos, se pelaron con otros inadaptados sociales; y lograron que finalmente me encabrone con todos los que fueron.

Nada mas...

Lovely Rita said...

Nací en el 85, ya cuando estabamos en democracia, y sinceramente había tenido una idea muy vaga de lo que había ocurrido durante ese período en nuestro país. Mi vieja me contó que le ha pasado la de estar en el bondi y que los milicos pidan documentos a los pasajeros y así bocha de cosas. Supe que habían pasado cosas horribles y que hubo tortura y demás crímenes, pero cuando empecé a leer el "Nunca más" sentía que aparte de asco y repulsión tenía otro sentimiento, no se si era impotencia, bronca o tristeza. Hubo días en que no lo podía leer porque pensaba y me ponía mal y me preguntaba si realmente un ser humano podía hacerle a otro las cosas que aparecen escritas en el libro. Definitivamente no hay que olvidar lo que pasó, miremos siempre para adelante, pero sabiendo que eso no se puede volver a repetir.

NUNCA MAS

AC said...

Nunca Más