08 January, 2010

Todo para el viajante

Porque no todo en esta vida es queja, SMAEP pone a disposición de sus leyentes un listado de tips que lo ayudarán a evitarse malos momentos, pérdidas de tiempo y dinero en estas vacaciones.

- Jugar a la paleta en la playa es un embole: la pelota no pica y el 97,2% de las personas no posee la habilidad necesaria como para hacer más de 3 paleteadas consecutivas. Lo mismo corre para el freesbee (o frisbi o freesbi o frisbee). Opte por el fútbol, el voley o la playstation en el departamento.
- Dígale NO a la milanesa humana: nunca fue divertido, pica, da muchísimo calor y lo pone a uno en el grupo de los “mirá, otro boludo que se hace milanesa”.
- Manos firmes: está científicamente comprobado que los termos tienden a caerse un 67% más cuando uno está en zonas de ríos con piedras como Córdoba o San Luis. El mismo índice se aplica a cámaras de fotos.
- Si elige “disfrutar” de un show de teatro de revista (desconocemos el origen del nombre del género), sepa que su mujer no está tan buena como la Cirio y su marido no es tan gracioso como Cherutti (bueno, Cherutti no es gracioso pero si usted está ahí es porque tiene distintos criterios que este humilde servidor). Podría decirse que los espectáculos veraniegos tienen una contraindicación que no suele venir aclarada en el prospecto.
- Regalos regionales, un error de concepto: usted se va a Corrientes y le trae de regalo a su cuñada un mate con la leyenda “Recuerdo de Carcariñamenguarangangá”. Error. Su cuñada no recuerda nada, porque quien estuvo en Carcariñamenguarangangá fue usted. En todo caso debiera decir “Recuerdo de un viaje que hizo mi cuñado a Carcariñamenguarangangá”. Evite confundir, no traiga regalos.
- Los alfajores: como hemos dicho en otras oportunidades, no está claro el origen de la costumbre de traer alfajores de regalo. Dicho sea de paso, las mencionadas golosinas pueden ser “típicas” de alguna zona puntual del país, por ejemplo la Costa Atlántica, pero no de cualquier lugar; le decimos NO a los presentes “universales” que no nos cuentan nada del lugar en el que estuvimos, como los mates, llaveros, remeras de “yo estuve” y similares. Los Havanna se venden en el Coto, ya se perdió la gracia.
• Apartado especial: si insiste en la estúpida idea de los alfajores, tenga en cuenta un dato crucial: esas símil galletitas marineras hojaldradas amebiformes duras rellenas con dulce de leche o, peor aún, con dulce de membrillo, NO SON alfajores. Lo están robando, al receptor del obsequio no le van a gustar y usted habrá gastado dinero y espacio en el bolso innecesariamente.

Sépalo, mientras el mundo veranea, en SMAEP seguimos trabajando para usted.


Si esto es un alfajor, yo soy Débora Pérez Volpin.

26 comments:

Flavio said...

La venganza: "Jugar a la paleta el playa es un embole" (?????????)

peppers said...

Yo lo voy a contradecir, los alfajores regionales de fruta son lo más.

Más aburrido que jugar a la paleta en la playa es jugar al tejo.

Otro consejo:

Haga felíz a su hijo y/o sobrino: regalele un barrenador de tergopor, se lo va a agredecer durante años, yo se lo que le digo

Ale said...

Flavio, tenías razón. Así como yo la tenía el otro día y no te dignaste a reconocerlo. Mamón.

Peppers: SI al barrenador, NO al alfajor de fruta, NO al tejo.

Lovely Rita said...

Yo le digo SI AL TEJO Y AL FRISBEE, si no era por esas dos cosas me re embolaba en la playa. Tomaré en cuenta el consejo del termo, me llevo uno con manija (de los viejitos) para tomar mate en Córdoba. Yo rompí con lo de la costumbre de los alfajores, pero debo decir que he traído conitos de dulce de leche de Havanna ¿Sigue siendo válido el apartado especial en ese caso?
Tengo unas preguntas para Roberto Sanchez: ¿Por donde anda ahora su espíritu? ¿Está en el Limbo? ¿Está en el cielo? ¿Puede fumar ahora? ¿Como se sintió al ver a sus "nenas" llorando tan desconsoladamente?

Carlite said...

3 cosas.
1- Decidite. En el post que linkeaste decía literalmente "el voley es un embole". Y ahora lo recomendás. Sos un panqueque.
2- Los alfajores Merengo de Santa Fé son lo más. Y son dos tapas amebiformes hojaldradas (no duras) con el mejor dulce de leche del mundo en el medio. Los demás la tienen adentro.
3- Lo que van a cualquier lado y traen alfajores son como los que viajan al exterior y no importa a dónde fueron pero siempre traen los chocolatitos Lindt del free shop de Ezeiza. O Suiza queda de paso de cualquier lugar del mundo o nos están embaucando.

Ale said...

Soy un panqueque indefendible, sí, pero también prefiero el voley antes que la paleta. Sobre todo si es de chicas.

Carlite said...

El voley de chicas en la playa es lo más.
Pero siempre que tengan un mínimo de coordinación motora/visual y otro mínimo de formas acordes a la naturaleza.
Y es pedir bastante.

Anonymous said...

en contra del alfajor de fruta si!
pero esa cosa q vos decis de galletas marineras son alfajores santafesinos y bien echos, pueden ser orgasmicos, lo defiendo a muerte y aguanten los q hacen en la panaderia a la vuelta de mi casa

C.A.Martinez said...

la paleta es un embole, pero este verano llegué a hacer 1152 pases con mi cuñado y nos ganamos una docena de churros con dulce de leche y una coca.
Coincido con todo lo demas que dice ale, pero agrego: la playa en si misma es un embole...
Llegue ayer de mis vacaciones y todos los dias en la playa pensaba "que calor la puta madre, y ademas esta arena se te mete en todos lados y rompe las bolas, no me pienso meter en el mar porque me morfan las putas aguavivas, tengo hambre, tengo sed, no hay nada para hacer... " etc... todabia no le encuentro la gracia... no hay nada para hacer... llegas te sentas en una silla a que el sol te queme vivo y dejas pasar las horas, hasta que alguien dice "¿vamos?" y vos "si.. dale, vamos".

LeO said...

Yo conozco un tipo que se tomó las vacaciones para pintar su casa y para que no le rompan las pelotas a su regreso, compró una caja de Havanna en el local de la calle Florida antes de entrar a la oficina.

PD: Sí al tejo.

Ale said...

Me parece que lo conozco a ese tipo, comenta en mi blog y le gusta el tejo.

LeO said...

Uh, parece que me encané con el viejo truco del "le pasó a un amigo".

Miré, yo le juro que yo no pinto mi casa ni aunque de eso dependa mi existencia.
Lo único que sé hacer con las manos además de tipear, es usar el mouse.

Carlite said...

LeO, no me va a decir que no saber hacer ninguna otra cosa con alguna de sus manos...

MARIA2 said...

Coincido con C.A, Martinez con el tema de la playa.
La ùltima vez que fui al mar, juro que pedía de noche que al otro dia llueva, estaba repodrida de hacer siempre lo mismo.
Cuando empezè a ir a Córdoba no lo cambié nunca mas.
Encima yo no soy delicadita, pero mis compañeros de ruta, se pegaban con la toalla antes de entrar a la casa para sacarse la arena media hora, me daba ganas de partirles algo en la nuca. Parecìa que se les habia pegado un sorete, no arena que es lo que fueron a buscar.

LeO said...

En la que me metí...

Sí, tengo algunas otras habilidades con las manos, pero casi ninguna es compatible con el verano: El calor es enemigo del romance y la playa es el cuco de las caricias en los huevos.

Carlite said...

Aclarado el punto.

Igual me siento completamente identificado con el tema de la playa.
Yo detesto el sol, por lo que sumado a todo lo descripto la playa se transforma en una tortura para mí.
Lo único que me gusta es el mar; me puedo quedar mucho tiempo en el agua. Pero tampoco se puede estar 5 horas metido en el mar...
Y después está el asunto del estacionamiento y de la vuelta junto a todo el mundo, etc. Una real y absoluta tortura.

Así que trato de evitar las vacaciones playeras lo más posible (aunque después de zafar 6 años me parece que este verano me abrochan).

Johnty said...

Vengo a decir de nuevo que amo a Debora Perez Volpin.

Con respecto a los consejos aqui vertidos, concuerdo con todos.

Y los havanna, terminemosla, los venden en el kiosco de la esquina, ya fué.
Es mas, fui a Sao Paulo y los vendian en los shoppings, en puestos propios (42 reales la docena, unos 90 pesos argentinos...).
Y hay havanna cafe igualitos a los de Bs. As. por todos lados, ergo, es como un mcdonald´s de alfajores, perdió la mistica.

peppers said...

Blogger LeO said...

En la que me metí...

Sí, tengo algunas otras habilidades con las manos, pero casi ninguna es compatible con el verano: El calor es enemigo del romance y la playa es el cuco de las caricias en los huevos.

LeO: Tiene toda la razón, pero le agrego otro dato, el frío en la playa tambien es enemigo del romance, por no hablar de la conjunción entre viento y arena.

juanelemental said...

Los alfajores de la foto son muy ricos Debora

maría pía said...

yo el año pasado me pase de pelotuda, me traje desde mardel una caja de alfajores de havana para la oficina, habiendo un havana a 4 cuadras de aca.
pero me saque el gusto de comprarlos alla.
y este año san luis, nada de arena en el ojete.
debora y saldivar a muerte.
no me llevaron a guantamano todabia.

Carlite said...

Menos mal que no te llevaron, porque vas a desear tener sólo arena...

Igual el problema acá es con el gordo aputosado ése.
A Débora la bancamos a muerte, y hasta hubo varias declaraciones de amor en este espacio.

¿Lesbiana? said...

A mi lo que más me saca de las vacaciones es que no acepten el hecho de que soy una renegada. No me gusta ir a lugares multitudinales ni volver marrón, que me respeten loco.

Ah! Si son alfajores havanna los acepto igual porque son ricos, me molestan los feos esos que decis vos. Son una burla al paladar.

Gonza93 said...

Yo amo esos alfajores... bueno, en realidad amo el dulce de leche.. la masita dejala de lado :P

mai said...

a mi no me gustan los alfajores santafesinos pero bue , sobre gustos no hay nada escrito

de mardel el año pasado traje alfajores "la cabaña de azúcar" o algo así ... como dijo el señor posteante , havanna venden en todos lados -- si acá en Ross puedo ir a cualquiera de los ¿3? ¿4? locales qe hay , no pienso gastar MIS ahorros de vacaciones en esos alfajores , qe los gaste el qe está antojado !! el cole los deja en la esquina XD

LOS alfajores regionales son los cordobeses :P y aunqe me gustan todos los sabores , qe qede claro , son más ricos los de fruta qe los de dulce de leche (pero el membrillo no cuenta como fruta ... si me dan a elegir , me qedo con los de damasco o ciruela)


y no sé , algo más iba a agregar , pero a esta altura ya me olvidé

besoooo gente !

mai said...

la playa no me copa pero es el precio qe hay qe pagar por el mar :) igual , se sobrevive bastante bien con la sombrilla y el termo de tereré !! y con amigas por favor ! qe no me imagino qe haría con mis viejos en la playa , me aburro de sólo pensarlo jajajaja


y amo córdoba , qe qerés qe te diga ... toda la infancia yendo para las sierras , tienen un encanto qe me hace qerer volver todos los años ...



creo qe era eso lo qe iba a agregar :O o no , no sé , pero ya fue ... me voy qe se me derrite el helado :P

eMe said...

Sí a todo!!! qué lo parió, lo que es estar en la misma sintonía del blog amigo :)

(me mató el comentario de Johnty diciendo: "es como un mcdonald´s de alfajores, perdió la mistica." jajajajaaaaaaaa buenísimo!!!)