06 November, 2009

Yo te banco

Una de las actividades más aberrantes y detestables que un ser humano puede vivir, es la de ir al banco. No hay absolutamente nada positivo, nada. Y es indistinto si uno va a pagar una fortuna (el 95% de los casos) o si va a cobrarla: si vas a pagar, bueno, eso, vas a desprenderte de un montón de dinero a cambio de nada (porque no importa si estás pagando el crédito con el que te compraste tu casa, del banco no te llevás nada); y si vas a cobrar, estás angustiado y paranoico como un perejil, pensando que este empleado se hace el bueno pero me marcó, ahí está mirando para allá, sí, estoy al horno, le hizo una seña... ¡le hizo una seña! y cosas así, pero uno nada, aparentando tranquilidad, cara de poker como si todos los lunes a la mañana desayunara una pilita de billetes de cien con mermerlada de frutos rojos.

Después están las colas: una para el cliente premium y otra para la gilada. La primera distinción de clases: el premium no tiene que andar como un ratón de laboratorio por un laberinto de cintas, va derechito a la caja; la gilada sí, al humillante zigzag.
El premium siempre está apurado, mira 27 veces el reloj, se ofusca y mira a la gilada con cara de ustedes no entienden nada. La gilada también está apurada, pero está aún más resignada.

En la cola del populacho (en la premium no alcanza el tiempo) suelen generarse charlas que, indefectiblemente, nacen de un comentario crítico hacia alguna autoridad. El podio de criticados para iniciación de conversaciones es: 1° el gobierno, 2° el banco, 3° Maradona. Toda frase que comience en estos de XXXXX son unos atorrantes tendrá repercusión asegurada, generando una escalada de violencia y malestar que más tarde o más temprano habrá alcanzado a toda la fila, usualmente en grupitos de a 3 personas.

Todo esto bajo la estricta observación del personal de seguridad, que insiste en invitar amable y repetidamente a guardar el celular a los de “la cola de la gilada”, pero tiene la delicadeza de no ver a los premium y sus iPhones o sus Palms, que por supuesto no sirven para comunicar nada al exterior sino para recordar inofensivos temas de agenda premium, habráse visto.

Y así hasta que llegamos a la caja, en la que un cartelito nos informa que ese señor de barba candado que nos atiende se llama “Cristina Robledo”, lo cual nos hace dudar un poco de la autenticidad de la información. Porque si hoy se llama Cristina, mañana se puede llamar Roberto y seguir no siendo quien dice ser.
Y los cajeros están divididos en dos bandos bien diferenciados: los buena onda y los ortivas a ultranza. El buena onda te ofrece monedas sin que le pidas, te dice que el alcances los papeles que él hace todo, un fenómeno. El ortiva, mira para abajo y escucha, te responde bajito por esos microfonitos que hay ahora y se niega a repetir lo que uno no escuchó, o lo hace pero con una cara de ocote que mata. Con el ortiva se tarda más, y te lo hace saber con su mirada, lo que genera otro motivo de violencia en la cola. Empezamos siendo amigos del querellante colil, pero cuando nos atendieron nos convertimos y somos enemigos.

Igual, de todo lo que se puede padecer en un banco, lo que más me sigue costando es no sentirme un soberano pelotudo cuando no hay nadie y tengo que recorrer las 4 vueltas del laberinto yo solo, como un gil, en lugar de ir derecho por el costadito.

Y sí, no hay una que me venga bien.


Con ustedes, la gilada.

34 comments:

Flavio said...

La única cola que me "enorgullece" hacer con la plebe, es la de la cancha.

Ale said...

Qué tierno que sos...

Flavio said...

Aaaayyy, graaaaaciaaaaaaaaasss!!!!!

Carlite said...

Yo siempre me mando por la cola VIP. Para cuando llego a la caja, que la chupen.
Lo que más extraño de mi temporada de muletas, es llegar al banco en el momento de mayor densidad de público, y que te custodien hasta la caja y los pases a todos (incluídos los VIPs) al cuarto.

Ale said...

Vos debés ser de esos que van a la caja rápida del supermercado con más de 15 unidades. Mal, muy mal...

Max said...

Para evitar todo este tipo de inconvenientes es que se inventó y utilizo la modalidad electronica. Tranquilo desde mi casa pago impuestos, tarjetas y hago distintas operaciones bancarias.
Cuando no tengo mas remedio que ir al banco, afortunadamente mi cuenta tiene un cartelito que dice "cliente infinity".

Gonza93 said...

Y ni te cuento la molestia cuando haces 2 horas una cola y después te enterás que la tuya era otra cola...

Carlite said...

Jamás. De hecho soy el que le avisa "amablemente" al que hace eso que esa no es la cola para él.
Además odio a los que se ponen en la cola sin changuito para guardar un lugar y cuando estás por llegar a la caja se te aparece uno adelante tuyo con un chango tapado de mercadería.
Yo respeto, pero que me respeten...

Lo de la cola VIP lo hago porque no tolero que el banco donde soy cliente me trate de la misma forma que al que pasa por la puerta y hace la cola para que le cambien un par de monedas para el bondi. Es el único banco donde si no queda otro remedio voy.
En un banco donde no tengo cuenta me la banco (cuac!) y me fumo la cola de los boludos.

eMe said...

Me morí con la metáfora del ratón de la laboratorio... :( me siento EXACTAMENTE así cada vez que caigo en la de la gilada, obviamente...

florinónimous said...

jajaja no lo tenía el chiste del marciano eh?

La espera desespera!

cuando era chica en cualquier cola siempre pero siempre me pasaban por arriba las viejas de mierda, hasta que un día violentamente pude gritar "estoy yo señora!" grito jodido de desahogo... claro, igual me tuve que aguantar cual granadero del cabildo ver pasar a esas bonitas viejas de mierda delante mio muuuuchos años...
en fin, así que odio todas las colas del mundo, la mía es la primera!

MARIA LAURA said...

jjaja muy buen post el de hoy! Lo que a mi me saca, es cuando el caracol de la gilada avanza y siempre hay alguno que no se mueve o apenas un pasito...Tambien la clasica mientras espero, contar cuantas personas faltan para q me toque la caja, y asi cada vez q sale una vuelvo a contar con la vista de uno,jaja..y los que se van con el nono que apenas camina con tal de ir derecho al cajero..o cuando te cuentan la plata que te estàs por llevar a toda velocidad: tipo parà flaco, contà mas lento que quiero saber si no me estas garcando.

Johnty said...

Fui cadete un monton de anhos, asi que desarrolle anticuerpos.

Anecdota:
Me comi los bancos en pleno DESCONTROL FURIOSO de 2001.
En una ocasion, estuve en el citibank central con tanta cola, que termine saliendo por la puerta "de empleados" a las 16:30.
Como trabajaba de traje, estaba de anteojos oscuros y porto barba candado, la turba enloquecida asumio que era un gerente del banco, o algo asi.

Me putearon como 100 personas hasta mas no poder, no faltaron escupitajos, que esquive como un campeon.
Por suerte me defendio la policia que estaba en la puerta, la gente esta no escuchaba mis reclamos de "Pelotudos, soy cadete y laburo por dos mangos", y me amenazaban viejos con martillos (que utilizaban para cagar a martillazos las chapas del banco, las rejas, la puerta, etc...)

Me senti Cavallo durante un rato.

Asi que toda excursion al banco despues de eso, es una pavada.

Carlite said...

Para matar el embole en las colas del banco yo le miro las facturas a la gente que está en la cola a ver qué paga y cuánto paga.
Un día la mujer de adelante mío iba a pagar la cuota de un colegio y cada factura era de aprox. $9.000. (c/u x 3 hijos).
Yo estaba haciendo la cola para pagar atrasado el pago mínimo de una tarjeta de $1000 y pensando cómo iba a hacer para alguna vez cancelarla.

$27.000 y la mina se comió 1/2 hora de cola!!!

MARIA said...

CUANDO PONES EN LA FOTO, NO HAY UNA QUE ME VENGA BIEN, SEGURAMENTE ES PORQUE EN ALGUN MOMENTO PENSARAS:NO SERE YO EL LOCO QUE TODO LO VE MAL?", PORQUE NO PUEDE SER QUE ESTE TODO MAL ORGANIZADO, Y QUE LA GENTE, NOSOTROS, NOS QUEJEMOS ACA, PERO EN LA COLA DEMOS VUELTA A LA CINTITA COMO DOLOBUS Y NADIE LA AGARRE A PATADAS Y LA ESTRELLE CONTRA UNA VENTANILLA O SE LA DE A UN CAJERO EN LA CABEZA, ETC.... ENTONCES SE VAN A PONER A PENSAR UN POCO COMO JODERNOS MENOS!!!! VES QUE FACIL QUE SERIA.

El-Nico said...

Johnty, yo lo hubiese escupido, por ser usté nomás.

María, los muchachos de Quebracho están buscando alguien como usted... pienselo.

MARIA said...

NO ES QUE ME GUSTE LA VIOLENCIA, EL NICO, PERO CONVENGAMOS QUE EL PAPEL DE PACIFICOS QUE HICIMOS CON LA FALTA DE MONEDAS PARA VIAJAR FUE LAMENTABLE.
COLAS PARA QUE TE DEN 5 PESOS EN MONEDAS, EN CASA AYUDANDONOS UNOS CON OTROS....COMO NO HUBO UN PIQUETE PARA FRENAR ESO???? ERAMOS MILES DE PERSONAS ULTRAJADAS DIA A DIA, TRATANDO DE IR A TRABAJAR .
MIS COMPAÑEROS DE TRABAJO VIENEN DE LEJOS, TOMAN VARIAS COSAS, LOS VES Y SON UNOS MONOS QUE NO ENTIENDO COMO NO REACCIONARON.

Flavio said...

Mi voto (no será secreto, pero sí debería ser universal y obligatorio):
"Los huevos más rotos, o le devolvemos la diferencia" (10 de septiembre de 2008).

Andre said...

Yo cobro por cajero (lo único que cobro en mi vida,una beca por el promedio que mantengo en la facultad rompiéndome el culo estudiando) y también odio la cola del cajero. Sorprendente mente también se harma ese quilombo de "XXX son unos atorrantes,no salen más!"
Lo más copado es cuando "esos atorrantes" salen y los podés mirar mal...plebe con plebe,guerra civil,mierda!

Andre said...

quise decir : ARMA*
y SORPRENDENTEMENTE*

U_U

Omar said...

jamas di toda la vuelta al caracol entrando solo.
Sobre uno de los 2 palitos, levantas la cintita a tu paso y luego la cerras.

De nada colo, La proxima vez que vaya y lo pueda hacer, me agradece.

Carlite said...

Omar, los caracoles jodidos son los tienen cadenita en vez de cinta, porque para desengancharlos (y volverlos a poner) se compica un poco.

Omar said...

Caracoles jodidos son los que te comen las plantas.
Si en vez de cintita hay cadenita la suelto al grito de
"uuuhhhh, la pudrí... y bueh" y sigo con mi tramite.

Ale said...

Omar, los tipos ágiles y esbeltos como yo no necesitamos desenganchar las cintita (cosa que por supuesto he hecho), directamente la pasamos por abajo en una gimnástica abdominal.
El problema son los de seguridad que te mandan a pasar por ahí sí o sí, de forros que son nomás.

Jade Bas said...

Lo que me espera...
Agradezco ser menor, jaja.
Sí, para mí sos el Obama de los Blogs.
Igual, es medio notorio que me haya inspirado en tu Blog, en algo se parecen los títulos.
Algún día te voy a contar la historia de cómo llegué a tu Blog, rarísima.

in-macanuda said...
This comment has been removed by the author.
Omar said...

Se equivoca colorado, yo no me agacho ante ningún banco... pssssss

Ale said...

Oiga, in-macanuda, ¿se arrepintió? Mire que yo tengo el comentario que había dejado, si quiere lo pongo. No me va a decir que le da vergüenza hablar de esas nimiedades...

Ale said...

Jade, para ser Obama soy demasiado colorado, demasiado argentino y muy poco imperialista.

Contame ya, te lo pido por el amor de Dió.

AGUSTIN said...

Comentario oportuno para el dia del bancario. Ahora hay una nueva forma de sentirse un gil. Sacás el numerito con una letra, y siempre, y esperás sentado ver cómo llaman a los numeritos de otras letras.

Jade Bas said...

La próxima entrada te la dedico Ale, así cuento la historia de cómo llegué, jaja.

Bueno bueno, pero tu blog es el que visito con más frecuencia y fue mi modelo a seguir.

in-macanuda said...

le cuento, el viernes a la noche me encontraba degustando una cerveza por la mitad que encontré por sorpresa en el refrigerio de mi casa, sola mientras esperaba a mi compañero de emociones, ents fue el primer vaso y luego el segundo, al segundo y de flojita ya veía con un ojo y mi brazo derecho ya no soportaba el peso de mi cabeza que se desparramaba cada vez mas arriba del escritorio, así empecé a plasmar comentarios en bloges vecinos y entre estos "varios" se encontraba el suyo...imagíneme a mi alegrissisisma, mande fruta, verdura y tarta de manzana...lo leo con un pco de cordura recuperada y oh por dios! borremos, borremos! eso fue, asi que queda asi, suprimido....buena semana don!

AC said...

afortunadamente (?) soy estudiante, y además pobre; así que no tengo que pasar por el suplicio de ir a cobrar por ventanilla. Y los impuestos los pago en los rapifácil, porque, afortunadamente (?) la nuestra es una sociedad moderna, y progresista.

Anonymous said...

Te felicito! Es uno de los mejores comentarios que he leido por estos blogs, muy creativo y con mucha imaginacion.
Exitos

Ale said...

Anonymous, se agradece semejante elogio. Pase cuando quiera, está siempre abierto.