16 November, 2009

Que los cumplas, infeliz

Si uno se pone a pensar, es raro esto de festejar los cumpleaños. Es decir, se compran sanguchitos y la gente le regala camisas a uno porque hace exactamente una equis cantidad de años, uno nació. Desde el vamos, suena ombliguista: festejemos que estoy en el mundo, pónganse contentos y regálenme cosas.
Más allá de la valoración misma de la vida, no le veo ningún mérito al cumpleañeros como para que lo feliciten o lo saluden. En todo caso, como sucede siempre que hay alguien a quien congratular, debería felicitarse a los padres, que de última fueron quienes hace X años lograron algo puntual. Visto así, festejar un cumpleaños es como saludar al título universitario en lugar de al recibido. Hasta ahí la primera percepción de este extraño acontecimiento.

Eso sí, la gente no se hace este planteo, y en esta era de las comunicaciones nos acostumbramos a recibir saludos de montones de personas, muchas de las cuales quizá sólo tengan esa comunicación con uno: la religiosa salutación cumpleañatoria. Y ni hablar del cara de libro: llueven los saludos de los “amigos”, la mayoría gente que sabe que uno cumple años porque el feisbuc le avisa con un cartelito. Y no está mal eh, no es una queja, es sólo una observación. En definitiva, saludar por un cumpleaños es un acto de buena onda, y es bienvenido.

Ahora, dejando de lado el planteo existencial, el festejo en sí es complicado. Si uno tiene la suerte de tener más de un grupo de amigos o gente cercana, los cumpleaños se convierten en un suplicio: un living lleno de gente de distintos grupos, que generalmente no se hablan entre sí, por lo que rara vez se arma un clima festejil masivo. Por supuesto que el copetín ayuda a unir voluntades, pero hay muchos, muchísimos casos en que esto no sucede. Sobre todo en casos (como el mío) en que esos grupos se conforman de gente alcohólica y fiestera por un lado, y familias con bebés por el otro: la incompatibilidad es innegable. Entonces uno anda cual quinceañera caminando de grupo en grupo, tratando de pasar un rato con todos, sin terminar de relajarse en ningún momento.

Todo esto sin contar con que hay que ir cada 7 minutos a la cocina a buscar sanguchitos, pizza, cerveza, gaseosa, una mamadera, más cerveza, más mamadera, la torta, la cámara de fotos, etc. Y así hasta que todo termina, la gente se va y uno se queda con un quilombo que, si no lo arreglás en ese mismo momento, al otro día te da ganas de pegarte un corchazo en el ligamento.

O es eso, o es que estoy por cumplir 33 y me quiero cortar la gaviota con un subtepass.


Linda torta.

24 comments:

peppers said...

No se ponga negativo Colocha, ni que fuera hincha de Comunicaciones... Mire, hace poco yo festeje los 24, si recuerda usted estuvo presente, y la verdá es que nos recontra-cagamos de la risa, es verdá tambien que era gente del mismo grupo, por lo que usté comentaba más arriba, pero lo cierto es que la pasamos muy bien todos, al menos yohacía ratoq ue no me reía tanto, y la verdad es que cuando se fueron me acoste 1 hora más tarde acomodando y lavando, pero bien valió la pena, es una vez al año nomás...

Queda pendiente lo del asado, los chicos dicen que quieren y el Omar anda con ganas de demostrar sus habilidades como asador... solo hace falta poner día y hora...

Ale said...

Los 24... qué lindo que sos.

Carlite said...

Peppers, disculpe la pregunta pero, 24 qué?
O Ud. nació un 29 de febrero?

Y respecto al post, es cierto. Siempre detesté los cumpleaños por el tema de la gente que casi no conocés, el bolonqui del día después, la velita y el homenaje (a qué?), etc.
Es un lugar común, pero tan común que cuando digo (como todos los años) que no lo voy a festejar, te prepean como si estuvieras diciendo que vas a mutilar a un bebé o fueras a mear un asado.
La mayor parte de las veces que festejé mi cumple, en realidad me lo festejaron, pensando que lo que les gusta a los demás TIENE QUE GUSTARME A MÍ.
Y antes que digan algo, esto es desde siempre, no empezó ahora que estoy más lejos del principio que del final...

Flavio said...

El cumpleaños es una festividad que yo realmente apoyo. Es decir, ya que uno cambia el número de su edad, lo cual no es lindo en absoluto, tiene como lado positivo que hay un clima de alegría, comida, bebida, regalos, uno se ve con gente que quizás hacía tiempo que no veía; qué se yo, es una conmemoración linda de algo feo. Algo así.

MARIA said...

LO IMPORTANTE ES SALIR DE LO QUE YA ESTA ESTIPULADO. YO AVISO DONDE HAGO MI CUMPLE, EN UN LUGAR CON JODA, EL QUE QUIERE VIENE, CADA UNO SE PAGA SU ENTRADA, ASI HACEMOS TODOS), Y NINGUNO SE ROMPE EL DIA DE SU CUMPLE. ES EXCELENTE Y TODOS CONTENTOS. LA FLIA OTRO DIA. LOS MAS INTIMOS.

nigo said...

comparto con el 100% de tu escrito y 110 % con eso de que a la fuerza se mete gente que no se conoce entre si en un living y se termina pasando un momento incomodo, de escozor permanente.

Shimmy1977 said...

Con la flaca tenemos un acuerdo. En mi cumple ella va a la cocina cada 7 minutos y yo me quedo con mis invitados. Cuando cumple ella me da me encargo yo (y me da una mano mi vieja, grande ma!).
Y por el tema lugar la solución es fácil. Si mi cumple cae dia de semana lo festejamos con la familia y el finde con amigos. Si cae fin de semana vamos y le copamos el quincho a mis viejos.

Anonymous said...

Tengo tanto calor que veo la torta y se me hace agua la boca.
Me tomaria esa cervecita con velitas y todo.
La mejor torta que vi,
al mejor estilo Homero.

eMe said...

Para mí, cumplir años y festejarlo es una celebración aCsoluta!

Y he tenido mucha suerte porque cada vez que mezclé, me salió redondito. Eso sí, antes tuve que hacer un mini estudio probabilístico sobre si se iban a integrar o no.

Es como dice la Concu "nadie organiza una fiesta como vos, mirá, son todos amigos ahora" jajajaja y tenía razón, casi 30 personas, de 3 grupos diferentes y todos con todos (o contra todos fue?). Las fotos lo prueban!!!

Carlite said...

Marta, la prueba fehaciente de la integración, es la ropa.
Si alguna tenía algo puesto al acabar la fiesta, estonces le faltó un poco de integración.
Y si no, la próxima invite.

eMe said...

Luego de esa fiesta fui obligada a firmar un contrato de confidencialidát.

(Pero no decía nada de las fotitos ;) jejejejejeeeee). En cuánto las encuentre las subo, eramos tan jóvenes!!!

Omar said...

Esperamos ver las fotos.
Feliz cumpleaños colo.
Y debo declinar publicamente eMe. Fueron otros tiempos los de la invitación. Hoy estoy de novio y me acabo de ir a vivir con mi mujer.

Y si, 3 nombres, hablo ingles, soy fiel y tengo un pene elefantiasico... usted se lo perdio.

Anonymous said...

nunca mas identificada con un post.
en realidad me gustaba festejar mi cumple, pero hubo lio de pantalones entre varias de mis amigas, asi que este año para evitar la junta de gente que no quiere juntarse, me voy. Asi sea a Lujan caminando, pero aca no lo paso.

florinónimous said...

pero qué beuno sentir lo que yo no he escrito! excelente! cómo me gusta leer este blog!

anécdota: mi marido odia su cumpleaños y propuso ir a san antonio de areco a pasar el día. Beba de cuatro meses, auto enquistado en la ruta, mucho calor, moscas y mosquitos, poca batería de celular, poco crédito. En fin, tres bonitas horas esperando en medio de la sabana hasta que mi suegro nos vino a rescatar. Divino.


Che, pero la guerra de tortas se hace?

Ale said...

Se hace, claro que se hace, pero no para mi cumpleaños.

Y ya que estamos, digo: estamos a fines de noviembre, ¿por qué no vamos organizando un fiestón multiblog antes de fin de año?

Y lo digo en serio, aunque sé que es al pedo porque este comment ya no lo leerá nadie...

HANK said...

33?
Pensé que eras más chico.
No por el aspecto, claro.

barb! said...

Que bien que la pasamos en el festejo de tu cumple el año pasado!!!! Hoy miraba las fotos de vos y del Dr al otro día, ufff que rotitos!!!

Ale said...

Heridos de muerte, pero felices...

Hank, keep on sucking.

Carlite said...

Si fuese yo, el cartelito de "linda torta" se lo hubiese puesto a otra foto completamente diferente.

Ale said...

Iba a poner algo de eso, pero después las chicas se me enojan y me piden calzonudos. Opté por retratar un placer unisex.

Gonza93 said...

Cuando los cumplis che?... feliz cumple por adelantado :)... o felicitala a tu vieja si queres...

eMe said...

Volvida le digo... era su cumple? Y bueno... no tengo por qué acordarme del post del año pasado che... estuve un poco alejada, responsabilidad del Sr. Fibertel, pero ahora que vine a mirar los post que me perdí le digo: FELIZ CUMPLE, y espero que lo haya pasado bonitamente :)

Mariana said...

Siempre me gustó festejar mi cumple. Hace ya unos años, organizo reuniones con gente que, si bien es de diferente procedencia, hay elementos en común que facilitan la integración. En cada edición voy ajustando las variables: ¿Fulanito tenía cara de aburrido la vez pasada? Este año no viene. ¿Menganito tuvo un pibe? No lo invito (no me da el 2 amb, 31 mts). ¿Zutano faltó el año pasado con una excusa pedorra de último momento? No será de la partida ahora... Y así. No crean que me quedo sin gente, pues como dice Chiquita Legrand "el público se renueva". Ahora bien, mi responsabilidad es que todos participen y se diviertan, y para ello recurro a los juegos de mesa con algunas innovaciones ingeniosas, además de premios sorpresa y esas cosas. Se van todos chochos, se los aseguro; incluso he mezclado flia con amigos. Y respecto del catering, mucho es casero, hecho por mí misma, y tengo amigas copadas que siempre dan una mano (léase, no son las típicas conch*das).

Ale said...

Mariana, lo tuyo es un sacerdocio. La próxima vez me invita a su cumpleaños así me divierto como no me divierto en los míos.