24 November, 2009

Instrucciones para excusarse convicentemente

Como seres sociales que somos, la vida nos pone frecuentemente en situaciones que preferiríamos evitar pero, como la vida es una mierda, nos toca hacer patria y cumplir con lo establecido. Un claro ejemplo: cuando te piden que hagas algo que no querés hacer, pero no sabés cómo decir que no.

Uno se encuentra miles de veces en situaciones inexplicables, como por ejemplo estar arriba de un techo, en cuero, transpirando bajo los 32°, a los gritos para que el de abajo te pase la pinza, y todo para qué: para instalarle “de onda” el cable a una tía. Y ahí uno se pregunta por qué carajo está haciendo semejante pelotudez, pudiendo haberle dicho no, el sábado no puedo, tengo el bautismo de la hija de la hermana de Martita, ¿te acordás de Martita? Bueno, no importa, una amiga, la cosa es que no puedo. Y listo el pollo, señores. Pero no, uno está ahí arriba porque no sabe decir que no.

Pero qué pasa, al tercer techo que te fumás hace que te jures nunca volver a hacer nada de eso, y ahí empieza la debacle: uno cree que cualquier excusa sirve. Error señores, craso error. Hay que ser MUY consciente de las excusas que utilizamos, porque el receptor de la misma NO OLVIDA. La tía del cable te dice que no hay problema, pero después averigua, pregunta, y en algún momento va a saltar que el sábado estuviste con tus amigos jugando a la play o te cruza de casualidad en el barrio. ¿Y ahí qué hacemos? ¿Le decimos que la nena se hizo atea y al final no la bautizaron? La vendetta silenciosa del que se descubre ninguneado es cien veces peor que el calor del techo, a no dudarlo.

Así que, leidis an yéntelman, aquí les van unos tips fundamentales para la excusa válida e irrefutable:

- Nunca inventar eventos que algún día tendrán que pasar sí o sí: un amigo de la secundaria llegó a sufrir la muerte de 7 abuelos (casi siempre morían los domingos), lo que le impedía estudiar para los exámenes de los lunes. Interesante, yo no conozco a nadie que tenga más de 4.
- Tener muy en cuenta qué es lo que uno va a hacer en lugar de lo que le pidieron: si sabemos que ese sábado vamos a estar en casa boludeando, hay peligro de salir a comprar paleta sanguchera y encontrarnos con la tía. O de atender el teléfono y que sea la tía, y que con una excusa igual de berreta nos diga que “se olvidó” que teníamos el bautismo y llamaba para preguntar una boludez. Entonces, la excusa tiene que ser doble: debe justificar que no estemos donde nos pidieron, y que sí estemos donde estamos.
- La excusa no vence ni prescribe: no vas al cumpleaños de X porque “tenés que salir con una minita”. Listo, empezá a guionar: X te va a preguntar, y como no te va a dar para decirle que no fuiste a su cumpleaños por una minita con la que al final no pasó nada, le contás que hubo onda y que quizá se vean la semana que viene. Y ahí cagaste, porque te va a preguntar cada vez que te vea. Así podés seguir hasta casarte con una mina que jamás existió, o haberte separado de ella y que X te dé una charla acerca de que las minas están todas locas. Era mucho más fácil si le decías que tenías todos los síntomas de la gripe A, y que dicen que todavía no se fue del todo. ¿No te enteraste de la familia esa del Chaco? Terrible...
- La originalidad no es condición sine qua non: algunos, por no quedar como unos mentirosos con excusas prototípicas, inventan sandeces como viajes de apuro por laburo, enfermedades venéreas que se curan al día siguiente, donación de sangre los domingos y boludeces semejantes. No sólo no las cree nadie, sino que además de ser un mentiroso, uno es un boludo.

Este post lo iba a hacer antes, lo que pasa es que se me desinstaló el word y perdí todo...


"¿Pero Martita no era hija única?"

18 comments:

Flavio said...

Cómo dije en EURDLE, en el post "¿Por qué?", uno no debe caer en la necesidad de inventar excusas. No puedo. No quiero. Punto.

MARIA2 said...

EN TEORIA, lo que dice Flavio seria lo lógico. Pero convengamos que hay gente que se ofende hasta si estornudas mientras te habla. Entonces mejor mentir. Lo principal para mentir es tener buena memoria. Yo en eso soy maestra. El problema es cuando tengo que hacer intervenir en la mentira a otro (mi esposo, generalmente), y el si que se marea, dice mal, se contradice, todo en pocos dias. Cuando digo que no voy a algun lado por alguna razon, lo tengo que hacer practicar, es increible.

Ale said...

María, lo increíble es que lo hagas mentir con prácitca. ¿No es más fácil buscar una salida elegante? Y no, se ve que no, si no uno no andaría escribiendo un post tan largo y lleno de verdades.

Pero la gran siete...

Flavio, te juro que hay veces en las que eso no se puede hacer.

Carlite said...

La verdad es que uno no debería mentir, sino decir la verdad, que aunque duela, no ofende. Pero es cierto que a veces no se puede (o no se debe).

Hay un par de preguntas a realizarse antes de tomar la determinación correcta:
- Me importa realmente que la tía se ofenda? A lo mejor gracias a que se ofende no me rompe más las pelotas de por vida!
- Cuál es el costo beneficio? Tal vez una transpirada en el techo me compra una prestada de depto en la costa para este verano.
- Cuánto es el aprecio/afecto/lástima/etc. que me provoca esta tía? Si la saco del orto después me voy a sentir culpable?
- Hay 3ros. involucrados? P.ej. la tía me chupa los 2 huevos que se muera sin cable, pero mi vieja me va a corroer los testículos primero para que vaya, y después de mandarla a la mierda para que le pida disculpas... y vaya.

Una vez hechos los estudios correspondientes, entonces sí, la decisión de ir o mentir o decir la verdad.
Excusas pelotudas, nunca.

C.A.Martinez said...

Estaba buscando excusas para no ir al asado de fin de año en lo de mi jefe el sabado a la noche, me vino joya el post.

Con respecto a los 7 abuelos muertos, una vez en el colegio usé esa excusa y la profesora nos hizo rezar a todo el curso por mi abuelo "muerto"... Nunca mas inventé muertes en mi vida.

Flavio, si le digo a mi jefe que el sabado no voy por que "No puedo. No quiero. Punto" me va a decir "estas despedido. Punto"

Anonymous said...

Yo operé a mi tío imaginario 17.524 veces en los 7 años de secundaria...
Ahora soy mas simple: me siento mal y punto.

eMe said...

Estoy preocupada.
Estoy de acuerdo con ese señor que toma Zucoa.

Me siento mal... algo me pasa... HORRORRRRRR!!!

Fuera de toda joda, yo digo que no todo el tiempo, porque me alivia mucho más que tener que mentir, entonces, digo la verdát. Eso redunda en que vivo mucho más tranquila con media familia que no me pide nada más porque piensa que soy una mala onda.

Saludos!!!

Gonza93 said...

La verdad hoy no tengo ganas... o ahí mostramos la "White card"... y listo.

Flavio said...

Martinez: Si su jefe le pide que vaya el sábado en carácter de trabajo especial, en ese caso usted no le va a decir que no quiere, pero sí que no puede. Por más que sea su jefe, no tiene ningún derecho a preguntarle por qué. Si le dice que vaya igual, bueno, ahí sí que no puede zafar, pero no tuvo por qué inventar una excusa.
Eme: ¿Ve? Está de acuerdo conmigo. Eso es un comienzo. Ya de a poquito la voy a ir ablandando para que empiece a tomarle el gustito a la Zucoa. Sólo deme tiempo.
Ale: Sos un pajarón. Uno no tiene por qué sentirse mal al negarse, después de todo, no está obligado a nada (salvo que la otra persona le haya salvado la vida). Decí que no, y listo.

eMe said...

ANTES RUBIA QUE TOMADORA DE ZUCOA!!!

maria2 said...

Les voy a dar un ejemplo claro de lo que me sucede a veces. Suelo salir a pasear con mi hermana y su esposo y lo pasamos bien, me gusta hacerlo y hasta ahi no habria problema. El problema es que es super celosa y cuando quiero cambiar y salir con otros amigos, la cara se le transforma y no puede disimular que parece que le estoy haciendo los cuernos. Ahi es cuando invento historias para ir a otro lado, ahi es cuando mi marido a la semana siguiente se olvida y dice otra cosa (que boludo!!!!)-

Ale said...

Flavio, no es que me sienta mal yo, sino hacer sentir mal al otro y después sentirme mal yo POR ESO. Como dice Carlite, uno inconescientemente hace la cuenta del costo-beneficio, y la mayoría de las veces el resultado da que es mejor no hacerse odiar por esa persona, aunque el problema sea del otro.

De todos modos, reconozco que tipos como vos son consecuentes con sus palabras. Alguna vez te he borrado por meses de la convocatoria futbolística porque te negaste al pedido de rodillas simplemente porque no tenías ganas. Fuiste un puto traidor imperdonable, pero te bancaste las consecuencias.

El-Nico said...

Iba a dejar un mensaje brillante y aclarador, pero le di al "Publish your comment" y cerré la ventana, cuando entré después vi que no se había publicado y perdí todo.

mai said...

genial !

y como dijo flavio , lo genial sería poder decir "no quiero" , "no puedo" , "no tengo ganas" , etc , etc , pero hay gente qe se ofende , y a veces en parte es nuestra culpa (es la mía , lo sé) por acostumbrarlos a qe les decimos siempre qe sí , como si no tuviesemos nada mejor qe hacer qe hacerles favores
como dice eMe , HARTAMETIENEN

pero lo peor es qe , si digo qe no , capaz qe el otro se enoja , rezonga un rato y listo , se le pasó , en cambio yo me siento mal porqe no me costaba nada ayudarlos


no hay derecho , qe poca buena persona qe soy conmigo misma


me fui a hacer todo lo qe me está esperando , besoo !

mai said...

ahh ! el otro día leí una nota no me acuerdo en dónde , en la qe decía qe mentimos porqe así es más fácil vivir en sociedad ...

Diego said...

El que dice que "no hay necesidad de mentir" no se como carajo hace para sobrevivir en este mundo. O no tiene amigos y parientes rompebolas.
Excelente tips, mi amigo.

Te dejo un saludo!

Sanguche said...

Yo perseguia a una chica hacia un tiempo, la aguantaba, la escuchaba y todo eso que hace uno cuando esta revolucionado hormonalmente. Sabia que ella iba a ceder en algun momento (el mono no coge por lindo sino por insistente) cuando un sabado a la noche, un amigo se pone a hablarle de mi y de lo buena gente que yo era. A la hora y media viene este pibe y me dice: "che, no te jode que yo me la agarre, ¿no?"

Como buen ser humano que era en eesa epoca, le dije "no papá, metele nomas"

Fue como si me agarraran el corazoncito con una esponja de acero.
Los seres humanos preferimos quedar como boludos antes de decir que no.

La vida es una mierda...

Carlite said...

Sánguche, su EX amigo fue empalado con un cactus como corresponde a un individuo de esa calaña no?