24 August, 2009

Educando al soberano

Cuando iba al colegio y preguntaba para qué coño servían materias como Actividades prácticas o fórmulas matemáticas tipo Identidades, siempre me respondían lo mismo: ya vas a ver cómo te sirven en la vida.
Bueno, hoy tengo 32 años y sigo sin haberle dado utilidad alguna al saber hacer tarjetas españolas, ecuaciones bicuadráticas o conocer el peso de un Mol. Algunos conceptos como mitosis y meiosis, la guerra civil española o la capital de Jamaica me sirvieron para jugar al tutti fruti, pero no mucho más.

En cuanto a mi trabajo (redactor y quasi guionista), sé escribir, conjugar verbos perfectamente y todo lo demás, pero no tengo la menor idea cuál es el pretérito del subjuntivo, sin que eso me impida escribir sin un solo error.

No quisiera llegar al momento en que un hijo en edad escolar me pregunte para qué sirve lo que aprende en la escuela y mi respuesta tenga que ser “para tener tema para un post”.


No es joda, aprendimos a hacer estas mierdas.

39 comments:

Soleax said...

coincido plenamente con uds Señor colorado... Horas de fisica y quimica que no me sirven para nada en mi carrera y que además no recuerdo!!!

no puedo creer que te hicieran hacer ese tipo de tarjetas! too much

Sil said...

sin ánimo de ofender..a que colegio ibas que te enseñaban a hacer esas tarjetas espantosas??

sigo creyendo que todas las materias sirven, para desarrollarse, para tener el cerebro mínimamente entrenado, y después poder entender cosas mas importantes o complejas.

Ale said...

Sil, no ofende para nada. Al contrario, el que ofende es el colegio. Fui al Lourdes de Santos Lugares, uno supuestamente "bueno".

Y estoy de acuerdo en que hay que entrenar el cerebro y que algo hay que enseñar, lo que cuestiono es el qué. Jamás me enseñaron a ponerme un forro o a no discriminar. La historia , por ejemplo, hay que aprenderla para no repetir lo malo y quedarse con lo bueno, no para saber qué día nació Belgrano.

Y la matemática, por ejemplo: ¿querés enseñar fórmulas? Hacelo con ejemplos prácticos, explicame cómo invertir o cómo saber cuánto gente hay en la cancha, qué se yo, pero que sirva para algo. Si no podés ejemplificar con la vida real es que no sirve para nada, salvo para ser matemático o profesor.

Johnty said...

El que luego es matematico o ingeniero muchas veces se pregunta para que le sirve estudiar filosofia, sociologia o educacion civica.

Les sirve para ser menos pelotudos. Me pudri de ver tecnocratas que no son mas que herramientas hiper-especializadas, pero con un ego que telacuento y cuando opinan de politica dicen cualquier barrabasada convencidos de que "son inteligentes porque pueden disenhar una central termoelectrica".

Lo mismo para los que elegimos las humanidades. Saber de fisica, quimica o astronomia, nos hace menos pelotudos tambien. No abundare en ejemplos, para no hacer mi participacion interminable como polvo de borracho.

eMe said...

Uhhh qué lista larga podría hacer!!! Por lo pronto, por ahí anda una bolsa de jean que me hicieron CO SER y BOR DAR en la primaria.

Mangas de hijas de puta!

alelé said...

Las fórmulas cuadraticas las use miles de veces en el laburo, agradezco las humanisticas en el colegio porque si fuese por la universidad ni siquiera sabria escribir(hablo de gramática obvio).

eMe: que util es saber usar el dedal!

Ale: Ahhh pero que lindas tarjetas!!! Y a que edad le hacían hacer esas barrabasadas??

Flavio said...

Yo creo que la idea es hacernos saber "un poco de todo", de modo tal que tengamos los conocimientos básicos sobre las distintas áreas y disciplinas; después de todo, ser brillante en un solo campo y un ignorante en el resto, es algo que, por lo menos yo, considero totalmente indeseable. Sin embargo, el análisis sintáctico (que el modificador indirecto, que la aposición, que el sujeto directo, que la puta que lo parió) no contribuyen en absoluto a la trama de la vida. Y así doy por terminada la clase de hoy.

Ale said...

Tenía 15 añitos, alelé. O sea, la mitad del colegio se podía armar un troncho con el papel vegetal de las tarjetas.

Flavio: por supuesto, hay que ofrecer un abanico de opciones, pero la mayoría de lo que enseñan es bosta. Ni siquiera hablo de cambiar las materisa sino de los contenidos. Algo que sirva.

Roberto Sánchez said...

nunca use logaritmos, ni kilogramos fuerza, ni raices cuadradas. Hay materias que no es que te hagan ser menos pelotudos sino un pelotudo informado....

salud y buenos alimentos

Carlite said...

Yo creo que realmente todo sirve. El problema es muchas veces el docente, porque saber de algo no significa saber enseñarlo.
Yo iba a un colegio técnico (industrial) y por un lado no hacíamos tarjetas, sino martillos, banquitos de madera, budineras, ralladores, etc. Cosas que realmente servían y te hacía sentir orgulloso de que salió de tus manos.
En las materias más teóricas también se hacían prácticas donde fuera posible, p.ej. en análisis matemático se complementaba con una visita al laboratorio donde se intentaba "ver" en instrumental lo que habíamos aprendido en clase.
Les garantizo que ver luego de la clase de funciones una onda generada por una guitarra eléctrica, y cómo variaba su forma de acuerdo a las notas hizo que hasta los menos interesados en matemáticas lo lo entiendan.

eMe said...

Ya saltó Carlite para dar la nota y hacernos sentir a todos unos renegados al pedo...

Caz said...

Y los ceniceros de cerámica?
Una incitación temprana al vicio.

Nena Bien said...

Hola, vi luz y entre;

Te cuento al paso que yo hace muy poco tuve el mismo pensamiento que vos, pero en vez de escribir una entrada me colgué en un blog a responderle a unos opinólogos que juzgaban a la mina del blog y los errores ortográficos que tenian eran increibles, (porque no podias creer que una persona que claramente había tenido acceso a una educación la haya desperdiciado de manera semejante) y me puse a investigar y lo que vos decís, esto de enseñar matemáticas explicando como invertir o cómo saber cuánta gente hay en una cancha, fue presentado como proyecto justo un año antes de la reforma educacional que hubo en pcia de Bs As y quedo en stand by por el polimodal.

Es muy bueno estar al re peeeeedo en la web y en vez de encontrar tanto boludo (me incluyo) llenado entradas con problemas existencialistas, haya gente copada que todavía piensa.

Y si, fui a un colegio de monjas, y las tarjetas españolas son un antes y un después en tu vida, sobretodo cuando te ponés a pensar ¿Que pretendía la monja con esto, que armemos una PyMe juntas y finalmemte pueda largar el convento?

Saludos!

http://serunanenabien.blogspot.com/

Carlite said...

eMe, yo sé que no soy parámetro. Yo para leer en el bondi tengo libros de física o matemática (o novelas o no ficción, pero sé que no soy de los normales).

eMe said...

Carlite, ud. muerto antes que admitir que hacer esas tarjetas de mierda o una bolsa de jean como la que me hicieron hacer a mí, no sirve para nada... sea gauchito, quiere?

Carlite said...

A lo que me refiero es que todo sirve, pero tiene que ser enseñado bien, para generar el interés del alumno.
Si en vez de una bolsa de jean te hubieran enseñado a agregarle algún motivo de moda del momento a la pilcha o tomarle la cintura a una blusa para que realcen las tetas, seguramente hubieras prestado más atención y hasta hubieses practicado en tu casa con otras prendas.

Y la tarjeta española, díganmé que no es verdad que se la hacían hacer en el cole...

eMe said...

Carlite, si en la secundaria me enseñaban algo que me realzara MAS las tetas, les prendía fuego el colegio. Sépalo.

Omar said...

Estoy tan de acuerdo con yonti que capaz que me vaya a brasil a verlo.

Willowcita said...

a mi solo me gusto la facultad.

Felipe said...

En mi opinión todo sirve, menos el análisis sintáctico.

Las matemáticas te hacen funcionar el bocho, obvio que nunca en tu vida vas a necesitar hacer la integral de la raíz séptima de 794 millones a la quinta mas 2... pero te ejercitan la cabeza.

Para mi cuando salís a la vida y te encontras un pibe vivo, piola, rápido, es porque tubo un colegio donde le hacían funcionar el bocho. En cambio si te cruzas a un goma, un salame que no puede hacer nada por si solo… en el colegio no lo hacían hacer nada…

alelé said...

Ale, me haría una de esas hermosas tarjetas para el bautismo de mi sobrina?? Ve que si son utiles?

Mariana said...

Yo hice la primaria en el Lourdes, que emocion el recuerdo de la maldita peregrinacion a Santos Lugares...Todo sirve para la cultura general y algunas para activarte el marote...lease, aprender las prop conjuntivas,conmutativas de las matematicas te ayuda a resolver en forma indirecta otras cosas en tu vida...te enseñan a pensar, te da elementos...pequeño saltamonte

Ale said...

Insisto: si logran darle utilidad a los conocimientos que imparten, están haciendo una gran tarea. El problema es que la grandísima mayoría de los colegios, docentes y programas de estudio no lo hacen. Como dice Carlite, todo sirve si lo hacen servir.
Lo que contás de mostrar los ejemplos de lo aprendido e un laboratorio, eso es lo que sirve. Y no sólo para lograr que el alumno recuerde lo aprendido sino que lo pueda usar para algo.

Mariana: tire más data, a ver si averiguo quién es.

eMe: gracias.

Nena bien: no termino de saber si estás hablando bien de este post o me estás matando. Sin ofensas eh, de verdad no entiendo.

Carlite: sí, las hice yo, preguntale a tu madre, que es la mía también.

Sil said...

convengamos que hay gente tarada..muchos cursaron química toda su vida, y dps no saben aplicarla ni para hervir unos fideos blancos.
hay que ponerle un poco del propio genio a las cosas.

de cualquier forma, quiero volver el tiempo atrás e ir a la escuela de Carlite.

Mariana said...

Mire, yo hui del lurde' en la secundaria, y me fui a uno que intento enseñarme a coser y tejer, a hacer canapes, decoracion de tortas y demas...todo muy lindo pero conmigo fallo! Tambien aprendimos sobre moluscos haciendo rabas, bacterias haciendo yoghurt y hongos haciendo pan...panqueques en frances, gimnasia para aprender los musculos...eramos dificiles y las monjas tomaron medidas didacticas con nosotras...

Nena Bien said...

Mimoso!

Es muy bueno estar al re peeeeedo en la web y en vez de encontrar tanto boludo (me incluyo) llenado entradas con problemas existencialistas, haya gente copada que todavía piensa...COMO VOS!!!

Y si, Q FUE UNA ESTUPIDEZ QUE NOS ENSEÑEN A HACER TARJETAS ESPAÑOLAS, yo fui a un colegio de monjas, y las tarjetas españolas MARCAN un antes y un después en tu vida...

Y AGREGO...

sobretodo cuando te ponés a pensar ¿Que pretendía la monja con esto, que armemos una PyMe juntas y finalmente pueda largar el convento?

Me encanto la entrada. La salida donde esta?

Beso!

Carlite said...

Sil, si sos nena pensalo.
La parte mala de mi escuela era que había menos mujeres que en una película de submarinos...

Ale said...

Perfecto NB, se agradece entonces. Estaba más cerca de pensar que era buena onda, pero viste cómo es esto.

Mariana: ¿ves? Eso es ponerle onda a lo que te enseñan. Ahí sí sirve, como el colegio de Carlite.
Y a todo esto, sigo si saber quién sos...

Mariana said...

AAAAHHH perdon! A la kine del Italiano! Siii, la que escupia odios y rencores!!! Bueno, era una mala etapa, che!

Nats said...

Yo soy de las convencidas de que en un futuro no muy lejano cada alumno a medida que vaya creciendo pueda elegir que materias cursar de acuerdo a sus habilidades y/o sus necesidades, por lo que alguien que tiene mas facilidad para las artes pueda elegir este tipo de materias, y así con cada alumno según su perfil. Simplemente con la obligación de cumplir x cantidades de horas diarias.
pensa que a una chica que le gustaban hacer tarjetitas españolas ahora esta conduciendo utilisima, lamentable pero bue, alguien tiene que hacerlo o peor aún alguien desea hacerlo y no hay que matar ningún sueño!
O mismo alguien que quiere ser editor y quiere saber cual es el preterito perfecto para hacer correcciones de redacción en sus libros.
O un tipo que necesita saber ecuaciones complejas para poder crear satelites y toda la bola.

Todos venimos del mismo semillero

Lo que si pediría es que la historia sea completa: nada de que Colón vino a salvarnos y los indigenas estaban re felices!

Ale said...

A la mierda, yo me dejé arreglar la rodilla por una señorita que aprendió sobre moluscos haciendo rabas... ¡qué miedito!

Omar said...

Colo, le tuvieron que aclarar.
Se ve que anda con sueño o esta hecho un pelotudo. O siempre lo fue y tiene momentos de gloria espontaneos.

Lo quiero, MIMOSO.

Mariana said...

era el hombro...pero recuerde aprendi de musculos haciendo gimnasia, toda una ventaja!!

Ale said...

Omar: "momentos de gloria"... no ves que sos un tierno, mimosón.

Mariana: el hombre Y la rodilla, en distintos momentos. No me vuelva loco, ¿quiere?

florinónimous said...

lo bueno de llegar tarde a este blog es que alguien como carlite ya escribió lo que tenía para decir.

Colo decime que no es verdad que hayas hecho esas tarjetas!! claro, esas fotos del viejo en zunga violeta...

florinónimous said...

una amiga tuvo tanta mala leche que se llevó actividades prácticas a diciembre y tuvo que ir a hacer sombreritos de papel!! peor yo, que me llevé religión (?) y el exámen fue hacerle una carta a jesucristo, por dio!

Jade Bas said...

Decimeló a mí, que estoy en 5to año, y veo CADA PELOTUDEZ. Es algo que me saca de quisio.
Me causó lo del tutti fruti, jajaja.
Justo hoy rendí recuperatorio de moles y moles de átomos, me saqué un 9, gracias a Alá, y aprobé Química.
Pero el día de mañana, o más cercano, el año que viene, cuando estudie Psicología, de qué me va a servir saber calcular las propiedades de un mol ?.
No te digo que no haya escuela, porque sería un suicidio para la sociedad, y no quedarían personas cultas, pero en algunos temas, se exceden en boludez.

Ale said...

Flower: vos fuiste al mismo colegio que yo, en el que Silvia Haschild (o algo así) nos hacía hacer tarjetas españolas.
Y no te pongas mal; yo, además de actividades prácticas, me llevé música, religión y hasta gimnasia (además de las obvias matemática, geografía, etc.). En cuarto año se me ocurrió la inteligentísima idea de no estudiar NADA en todo el año. Así me fue...

El-Nico said...

Yo usé lo aprendido en Física del CBC para calcular a qué velocidad iba el Sarmiento una mañana de mucho aburrimiento. Suma?

Ah, creo que eran unos 50km/h, una pedorrada.