28 April, 2009

Cumpliendo órdenes

Si, otra vez yo. Recibí un SMS que decía algo como "Posteá vos que yo no puedo. Es una orden".
Y como yo no tenía nada preparado, voy a seguir un poco con el tema del post de ayer, pero haciendo incapié en el nacionalismo o no de los argentinos.

Yo no soy de los que se la pasa despotricando contra mi país cada vez que voy al extranjero, y es más, me la paso buscándoles (y descubriéndoles) los puntos bajos y sobre todo los que están peor o a lo sumo igual a nosotros. Para demostrarme a mí mismo que no somos mejores que nadie, pero tampoco peores.
Y cada vez digo lo mismo. No somos ni el peor ni el mejor, aún en Suiza debe haber cosas que acá resolvimos de mejor forma (no fuí, no lo puede asegurar).
Obviamente cuando estamos de vacaciones en otro país, estamos de vacaciones. Y de vacaciones uno ve las cosas de otro modo, le muestran unas cosas (las mejores), le tapan otras (las peores). Cualquier lugar es bueno estando de vacaciones. La gente es normalmente mejor con los turistas que con sus congéneres y uno vive fenómeno y mucho mejor que como vive el resto del año.
Yo hice algo que recomiendo, y es conocer Buenos Aires como turista. Una vez fuí a una agencia de viajes y contraté un paquete de fin de semana (hotel, visitas guiadas, excursiones, todo) para ser "turista" en mi ciudad. Y les juro que descubrí cosas espectaculares, que pasando todos los días no las veía.
Otra cosa piola es salir con una cámara de fotos y empezar a mirar para arriba. Se van a sorprender. Hasta van a pensar "qué buen lugar para vivir!". Hasta que el lunes suene el despertador de nuevo por lo menos.

Respecto a paisajes, estamos en el pelotón de punta. Si no estuviéramos tan lejos del norte, les aseguro que tendríamos que echar a los turistas. No tenemos las playas de Brasil, pero ellos tampoco tienen nuestras montañas. Detesto la gente que alaba los paisajes extranjeros pero no conocen la Argentina más allá de Mar del Plata.
Yo conozco el 90% de nuestro país y les puedo que no deberíamos envidiar nada.

Conclusión (porque la estoy haciendo larga). Nuestro problema somos nosotros. Los argentinos.
No pretendamos ser siempre los mejores en todo. Simplemente no se puede. Nadie puede.
Reconozcamos y asumamos que somos del montón. Por qué tenemos que ser especiales?
Cuando dejemos de compararnos y logremos mejorar los puntos flacos nuestros sólo para vivir mejor (todos, no sólo algunos), vamos a ser más brazucas y felices.

Y respecto al nacionalismo, qué quieren que les diga, cuando estuve fuera del país, no lo extrañaba nada, pero veía a alguien con la camiseta argenta y me emocionaba.

País de mierda, te amo.

PD: Esto fue escrito de apuro y con gente detrás mío que pensaba que estaba haciendo lo que ellos estaban esperando que termine. Pido disculpas si hay errores sintácticos, gramáticos o ideológicos.
PD: Ale, LPQTP. Si, la misma que la mía.

18 comments:

johi said...

Justo venia pensando, camino a casa, algo similar, nose si es cuestión de nacionalismo o no, pero creo que nos falta mucho, nos falta querer un poco mas lo que tenemos.
A qué viene esto?, a que me INDIGNA ver como la gente con tanta impunidad tira latas, papeles, bolsas o paquetes de galletitas al piso, WTF? hace 50 m y tenes un tacho!!!.
Bueno, recién desde el colectivo, vi a un chino, en la puerta de su supermercadito, tirar, muy campante, una caja de cigarrillos.

Chinoooooo sucioooooooo!!!!!

pd: yo tmb la pensé, esa de ir como turista en mi propio país, no puede ser que con 25 años, nunca haya ido a caminito, ni a san telmo, soy impresentable!, por ejemplo.

Ale said...

Totalmente de acuerdo. De hecho, lo que más me gustó de Brasil (y en comparación, menos de Argentina) es la gente. Lo único en lo que argentinean diciendo que son los "mais grandes do mundo" es en el fútbol, y lo son. Es decir que no presumen, informan.

Nuestro país es increíble, lugares impresionantes, paisajes, ciudades, historias. De hecho, en muchos lugares la gente también es copada y/o humilde, el problema somos los porteños (geográfica y conceptualmente).

Con respecto a hacer turismo en nuestra ciudad, estaríamos viendo lo que ven los de afuera: una imagen photoshopeada de la realidad, pero como la realidad la vemos en el día a día, está bueno. De ese modo vemos todo, lo que se ve desde cerca y lo que se ve desde lejos.

Como dice Johi, el maltrato y el autoboicot es increíble, nos la pasamos tapándonos de mugre al grito de "y qué querés, si ya está todo sucio".

Lo triste es que podemos ser mejores, pero nos parece una gran idea no hacerlo.

peppers said...

Una persona a la cual odio con todo mi corazón, Jorge Luis Borges, decía no sin razón que el problema de la argentina eran los argentinos...

En esa afirmación le tengo que dar los créditos al inspector de pollos...

johi said...

El otro día alguien señalo que hay una especie de "campaña" para hacerle un llamado de atención a todo aquel que estacione blockeando las rampas para discapacitados que se encuentran en todas las esquinas, la cual consiste en pegarle en el vidrio del auto un sticker con la leyenda "Yo me cago en los discapacitados".
Una mina saltó y dijo, es gracioso.. pero tp creo q solucione algo.. porq el dueño del auto va a ver el calco.. va a putear lo va a sacar y listo.. no va a dejar de hacerlo..
Creo que con esa contestación se resume todo.

Ale said...

Por un lado, esa respuesta es un poco cierta. Yo le ponía cartelitos a uno que tapa TODOS LOS DÍAS la rampa de la otra cuadra, y el ñato lo arrancaba y lo tiraba... al piso, por supuesto.

Por otro lado, si queremos cambiar, nos tenemos que cagar en lo que sabemos que van a hacer los demás y seguir con nuestras ideas. Al chabón ést elo denuncié, imprimí la denuncia y se la pegué en el parabrisas. No la tapó más. Hijo de rigor, sí, pero hay una rampa libre.

Carlite said...

Ale, obviamente es una visión photoshopeada, pero para poder comparar la necesitás, porque la que tenés de los demás lugares está igual de maquillada.
O todos los parisinos viven en los Champs Eliseés?
Si no, siempre vas a ser el peor.
Es como pensar que vas a ser feliz si te casás con una actriz de Hollywood sólo porque está buenísima en las películas.
Primero conviví con ella, mirala a la mañana sin maquillaje y de mal humor, escuchala diciendo boludeces en la cena, bancala puteando por el precio de la leche en el chino de la esquina y después comparás.
O mirá a tu mujer en una película con 2 maquilladores y 4 vestuaristas, un iluminador que no le deja ninguna sombra, un director poniéndole la cámara en los mejores ángulos y un editor que deja sólo las mejores tomas.
Y recién ahí opinamos quién está mejor.

Johnty said...

1) creo que casi todo mi tiempo en Bs.As. lo viví como turista.
Me parece una ciudad fantastica y en todos mis viajes no hallé una que este tan buena.
Claro que aun no llegué a New York que es mi objetivo de siempre, pero bueh...

Tambien amo Cordoba y sus sierras y rios, y el sur que es el paisaje natural que mas me haya impactado en mi vida. Por mucho.

Sin embargo:

2) Brasil es mejor. Lo siento. Viajé la suficiente cantidad de veces, a la suficiente cantidad de estados, y vivo aca hace 8 meses.
Sufro diariamente de que sean mas brutos, mas sucios, este lleno de incapaces, se mamen y se droguen, manejen como el orto cagandose en todo, choreen -civiles y politicos- aun mas que en arg., los servicios sean malos y carisiiiimos y la burocracia bata records.

No es visión de turista. Simplemente aca se es mas feliz.

Y si no me crees preguntale a Johnty.

Carlite said...

Y respecto a los cartelitos y a los hijos del rigor, yo le dejaba a un HdP que dejaba el auto frente a la rampa de mi depto TODAS LAS MAÑANAS un cartel avisándole que estaba mal estacionado.
Obviamente lo tiraba cada vez.
Hasta que una mañana se lo pegué con Voligoma en el parabrisas a la altura de su línea de visión. Por lo menos tuvo que laburar y putear bastante para sacarlo (de hecho por bastante tiempo seguía teniendo las marcas de pegamento en el vidrio).
No lo estacionó más.
Tal vez sea porque le prometí que si lo veía de nuevo se lo escribía con pintura en aerosol.

johi said...

Carlite (bueh, que participativa que estoy hoy) eso mismo digo yo, hay minas que la madre naturaleza las ayudo y las quiso desde el primer momento, pero es real que si me dieran un nutricionista o tuviera a una mujer cocinando las porciones exactas para llevar una dieta balanceada, un personal que me pase a buscar todas las mañanas, obviando al peluquero y las sesiones de spa. Todas seriamos divinas!

Ale said...

Tu mujer, claro.

Carlite said...

Johi, hay un tema de actitud también.
Yo no digo que están todas buenas (de hecho no lo están), sino que si comparamos, hagámoslo entre objetos comparables y en condiciones comparables.

Carlite said...

Johnty, si te gusta BsAs, NY te va a dar vuelta la cabeza.
Es IMPRESIONANTE, el tamaño de todo es XL, jugueterías de una cuadra, edificios, puentes, etc. Pero lo más impresionante, es que un porteño se siente como en casa.
El mismo quilombo, la misma gente (pero sin las mujeres argentas), el mismo caos vehicular, el mismo no respeto, el mismo ruido (o peor).
Hay muchas lugares donde si no mirás los autos te olvidás que no estás en BsAs.
Al que no le gusta BsAs, que se abstenga...

Johnty said...

Si, definitivamente me gusta Bs. As.
Y mucho.

Me gustan mucho las ciudades, y Bs. As. es una gran ciudad.

Aunque suene pelotudo, de pibe trabajé de cadete, y me encantaba el laburo! Iba de aca para allá, como dice Carlite "mirando para arriba".
Es una definición excelente.

Bs. As. es genial, lindisima, jodida, profunda, la unica garcha es que viviendo y laburando ahí en algun momento te ahoga y no miras mas "para arriba", y peor aun, te quita las ganas de mirar para arriba.

Cada quien es cada cual. Yo siempre fui mas feliz en Brasil. Ahora tambien.

No por eso reniego de Bs. As., ni de nuestras riquezas, que son muchas.

Al que quiera saber sobre las miserias brasileras, que me pregunte que le cuento.

Al que quiera saber sobre miserias yanquis, que le pregunte a mi hermano, hermana, o a mi tio.

Nada es perfecto. Yo simplemente elegí vivir donde soy mas feliz.

Sanguche said...

Yo vivo en cordoba, alejado del centro. Hace unos años era campo, pero ahora es zona de countries. Ni siquiera soporto dormir en el centro de cba. Cuando voy a bs as, me agobia, pero voy como turista, asi que me cago de risa, como en Burger king y tomo cerveza corona todos los dias. Asi cualquiera se enamora. Coincido con que uno deberia conocer el pais propio para renegar o no, pero conocerlo antes de tirarle flores a los vecinos.

Dijo Ricky Espinoza, hablando de Ricky Iorio: "Que, esta mal que te guste tu pais?"

He dicho.

Andrés said...

Para los que le gusta ser turistas en su propia ciudad o les gusta ver por un momento las cosas desde otra óptica:

http://www.paseosenbuenosaires.com.ar/

http://www.lopentour.com.ar/

Y como bien dijeron por ahí hay una región geográfica y conceptual, donde justamente se concentran muchas cosas, dinero, políticas, decisiones, etc. Pero a su vez deja afuera muchas otras, paisajes, terreno, país, etc.

Muchas la llaman Buenos Aires a esa región, y a sus integrantes estacionales se les dice Portenños, en fin. No sé cómo ni porqué es una región, pero existe. No es mala ni buena, es, como toda región.

Recomendando otra región, recomiendo el siguiente libro: El interior - De Martín Caparros. Un viaje por el "interior" del país, contando anécdotas y viviencias por gran parte del país.

Mi recomendación personal. Normalmente uno de chico ve divisiones geográficas en un mapa. Le enseñan a decir, esto es Argentina, esto Paraguay, esto Brasil, etc. Y ahí muere la cosa.
Luego, uno crece y si tiene las posibilidades de ir recorrer esa línea que nos habían contado de chcios, nos damos cuenta que nunca existió y que la realidad en esa zona del mapa es otra. Y así sucesivamente con todas las regiones de un país y de otros... Y nos damos cuenta, o mejor dicho, sentimos realmente que diferenciarse tan cruelmente no tiene sentido. Todos somos una gran región, latinoamérica, y si esa región la vemos desde la Luna, vemos que somos un simple grupo de humanos compartiendo la tierra.

Ejemplo:
Cuando te afanan 5 veces en San Isidro, hay inseguridad, cuando nunca te paso nada y podés pasear con tu auto, San Isidro es hermoso... Y así sucede con cada rincón de este planeta.

Saludos

Andrés

Carlite said...

Muy buen resumen Andrés, el problema es que por algún motivo genético los humanos necesitamos agruparnos, separarnos y pelearnos.
No hay manera de ver la humanidad como un todo, a pesar de todo lo que uno piense realmente.
Desde el momento en que había 5 personas en la tierra hubo 3 que alababan a la luna y el resto al sol. Por supuesto que se cagaron a palos por el tema y los que perdieron se tuvieron que ir a otra cueva.
Ya está. Cagamos.
En el colegio los de 5to. fajaban a los de 4to. En 5to. los del "A" odiaban a los del "B". Y dentro el 5to."A" estaban los piolas, los tragas y los quilomberos.
Es una utopía la abolición de las fronteras en el mundo. Ni en Latinoamérica ni en Argentina. Hasta los de Villa Urquiza no se bancan que los confundan con los de Villa Pueyrredón.
No way.

O sea, siempre va a haber un lugar extranjero, que según tu orgullo o vergüenza a tu pertenencia, vas a alabar o criticar.
O intentar ser lo más objetivo posible (100% no se puede) como en mi caso.

Roberto Sánchez said...

Llego tarde (como casi siempre a todos lados, menos a este laburo nuevo donde son muy estrictos).

Hace 10 años que vivo fuera y no tengo en mis planes regresar por muchos factores en general. Cada dos años vuelvo y si puedo me pego un viaje por Argentina que tiene infinidad de lugares copados con gente más que copada sobre todo en el sur. Definitivamente el problema son (o mejor dicho somos ) los argentinos. Y sabes que me dijo un viejo el otro dia hablando : Yo estuve en Argentina varias veces y me gustan mucho los argentinos cuando estan allá y eso lo piensa mucha gente. Primero porque hay más porcentaje de gente copada que de fanfarrones, arrogantes y cancheros aunque estos por su condición destaquen más y también porque como bien dijiste la gente trata muy bien al turista. Cuando estan en el extrajero hay muchos argentinos que se la pasan criticando, que el dulce de batata es mejor alla, que estos no saben comer, que que feas son las pizzas o que ninguna mujer tiene mejor culo que las porteñas y algunas cosas son ciertas. Porque es lógico que en los lugares haya cosas mejores o peores pero sobre todo diferentes.

salud y buenos alimentos

eMe said...

Cuánta sabiduría Sr. Carlite!!! Acuerdo con lo que han dicho muchos: lo peor de este país son las costumbres de los argentinos!!! Desde afuera y de vacaciones (como dijo el GURÚ CARLITE'S) todo se ve relajado y lindo... habría que ver qué onda vivir todo el día sambando :)

(aunque a las playas esas yo me podría acostumbrar muy rápidamente...!!!)

Saludos