26 February, 2009

En los colectivos pasan cosas raras

Para empezar, ya es raro el hecho de que un mismo colectivo suele tener dos “dueños”, uno que maneja de día y otro de noche. Y como la decoración es compartida, nos encontramos con que el lado izquierdo es toooodo rojo, escudo de Independiente y espejo esmerilado con los nombres de Yesica, Tomás, Sandra y Johnatan, los hijos del chofer de día; mientras que el wing derecho es toooodo azul y amarillo, escudo de Boca y espejito con Romina, Nahuel y Brian, los hijos del chofer nocturno. El problema está en la decoración central, como por ejemplo el peluche amarillo que envuelve el espejo retrovisor y la máquina de boletos. ¿Quién elige eso? ¿Por sorteo, de común acuerdo, cómo es? Y si uno de los choferes renuncia, ¿se lleva sus espejitos y los pone en su próximo bondi?

Otra cosa es el freno neumático. Un chofer de bondi frena un 1600% más que un humano promedio, y sólo porque les encanta el “ffffsssshhh ffffsssshhh” que hace el freno. Si mi auto hiciera ese ruido, haría lo mismo.

Tema compañerismo: ¿cómo organizan un fútbol, cómo se hacen amigos si no comparten más que 10 minutos entre salida y salida? Porque convengamos, salvo por esa estúpida charla ventanilla-ventanilla que tienen cada tanto (siempre contando que Gómez se pasó a la 123 porque cobra más o similares), ni siquiera se los puede llamar “compañeros de laburo”. Los que toman el mismo bondi todos los días comparten más que ellos.

Y la que es más rara: las acompañantes de colectivero. Yo no sé ustedes, pero a mí no me visita mi mujer en el trabajo. O sea, no me imagino estar sentado al lado de la computadora con la flaca sentada al lado. ¿Por qué las mujeres de los colectiveros sienten la necesidad de hacer Caseros-Plaza de Mayo ida y vuelta al lado de sus esposos?

Hasta ahí los colectiveros. Algún día continuaremos con los vendedores ambulantes, las viejas, los apoyadores, los chorros que van con una campera en la mano con 39º, etc. Es así viejo, en los colectivos pasan cosas raras.

17 comments:

eMe said...

Estimado... quién le dijo que la que va y viene con el chofer es la mujer???

La mujer está en la casa con los pibes, no se confunda ;)

Saludos!!!

Ale said...

Bueno, lo mismo. Las amantes tampoco van al laburo, salvo que laburen ahí mismo.

eMe said...

Ale, ud. está perdido... ESE es el momento de la parla... no van de visita... se dejan charlar y viajan gratis y el colectivero levanta y arregla posibles penetraciones.

Poesía pura lo mío...

Ale said...

No me joda eMe, ¿por un viaje gratis en el bondi? Para eso que vayan a chamuyar tacheros, por lo menos es puerta a puerta.

eMe said...

No no no Aleeeeee!!! acá dice mi fuente (compañera de laburo, a la que llamaremos E.) que ud. "no entiende la mística del colectivero" SIC (se lo juro por lo más sagrado de mi vida que es LITERAL lo que dijo!!!)

Ale said...

¿Qué está esperando E para desasnarnos sobre estos temas?

eMe said...

JAJAJAJA es un personaje... tiene un "novio" chofer en uno de los ramales del 60... ahora está ocupada, pero en cuanto pueda la interrogo y le saco unas cuantas verdades!!!

Giggio Izzo said...

Bueno Ale, como veníamos charlando..antes que interrumpieras con la agresión (léase MARICON), prefería que sea mas intimo, pero vos apostas por los atractivos de la Web 2.0, por lo tanto aquí va mi comentario.

Los nombres de los niños de los colectiveros, que no pueden bajar de 3 unidades, de los cuales 2 tienen que ser hombrecitos, de lo contrario será tildado de impotente entre los "compas", suelen tener nombres más norteamericanos, KEVIN es uno de los preferidos.
Otra forma es utilizar nombres de los ídolos, como: ENZO; DIEGO ARMANDO; JOSE LUIS FELIX; “BOCHA” o simplemente “DOLLBER”.

Y en el caso femenino, suelen llevar las SH: SHENIFER, SHESICA, SHESABEL, SHANINA, etc. Como bien discutimos, aunque no omitiste opinión alguna, esto puede deberse al constante y familiarizado ruido de los frenos, que vos “onomatopeyasté” como "FSSSSSSSHHHH". Sin más, me despido con este largo comentario.

eMe said...

Ojo Giggio, no nos olvidemos del Dalma en el caso de las niñas.

En el diario salió (y yo lo aproveché para un post) un chabón que como nación niña y no le pudo poner nada relacionado con el diegote) le clavó Mara Dona a su criatura. Te imaginás en el barrio la madre al grito de
"Maradonaaaaaaaaaaaaaaaaaa"

Una mala persona sin duda.

Staff de Bla Bla Bla said...

La mística del colectivero cambió desde que aparecio la maquina de boletos...

Pd: El chofer/individuo que escucha la radio "Vale" no califica como persona, no?

Lovely Rita said...

odio a maradona, y la decoracion de los bondis es alta en contenido lipídico.Propongo un estilo minimalista y bien chic para la deco de los bondis.

Carlite said...

Respecto a las damas (es una manera de decir) que acompañan al bondiero, no se olviden que ellas también son profesionales. Y también van con los tacheros, lo que pasa es que cuando están en el taxi, no estás vos de pasajero para verlas.

En cuanto a la decoración, y lo que voy a decir sé que me va a deschavar como un viejo choto, no se emparda ni cerca con los bondis de hace 25 años atrás.
Ahora son más standard; algunas lucecitas, los nombres, alguno que otro peluchito y nada más.
Antes tenían violeteras, la palanca de cambios tenía un dado con lamparitas de colores y flecos (ahora algunos tienen caja automática), espejos en los pedales, los nombres de los hijos estaban fileteados a mano al lado de la galera, el bastón y los guantes cruzados, los perritos que movían la cabeza con el movimiento, etc.
El componente grásico era abrumador, no había un solo bondi igual a otro.
Ahora no hay tanta variedad...

Snif!

Germán said...

Señor Carlite, yo no cumplí 21 años y me acuerdo de muchas cosas de las cuales usted habla, para que no se sienta tan mal se lo digo...

saludos

Sanguche said...

Hace dos dias se me fundio el auto. He vuelto a los bondis, y en uno de los que me tome ayer, me toco presenciar lo que vos decis de los lados divididos, pero en lugar de boca, el del lado amarillo tenia pokemones, varias calcomanias de estos bichos de bolsillo. Fue bizarro.

eMe said...

Uhhhh los dados de felpa....

Carlite said...

Germán, si realmente no querés que me sienta mal, PARA QUE ME DECIS QUE TODAVIA NO CUMPLISTE 21 AÑOS???

Estos pendejos...

Flavio said...

Juajua pobre vejete.