10 June, 2008

Vieja discusión. Nuevo ejemplo.

El otro día por la mañana llegué al trabajo y me fui a la cocina a hacer mi primer café del día. Ahí estaban dos compañeras cotorreando como siempre. Mientras esperaba que el agua hirviese la conversación inevitablemente entró en mi rango auditivo y no tardé en sumarme (uno aunque no le guste admitirlo tiene su cuota de opinólogo; igual Ale sigue siendo el presidente de la Asociación Argentina de Opinólogos, no hay con qué darle a ese hecho).
Una cosa llevó a la otra y terminamos hablando de como a una de las chicas le gusta ir a comprar ropa sola, sin que nadie la acompañe porque: "Nadie, especialmente ningún hombre, tiene la paciencia para aguantarme."
Ok, vale, es verdad, muchos hombres caen (¿caemos?) en la categoría de tener 38 segundos de tolerancia shoppinguística. "Además, -siguió ella- una amiga nunca te dice si algo te queda mal. Yo cuando ella se prueba algo y no me gusta le digo que tal o cual cosa le queda mejor pero no que le queda mal, ¡eso ni loca!" Textualmente dijo después: "No quiero acompañar porque no quiero 'fallutar'..."
Ven, ahí es donde pongo el pie, calzo el freno de mano, me saco el casco, me bajo de la bicicleta y nos diferencio una vez más a los honestos hombres de las falsas mujeres. ¿Porqué me pregunto yo que ellas prefieren no decir la verdad a hacerlo? ¡Es histórico este dilema!
A mí me podrán llamar desde "animal" hasta "insensible" pasando por todo lo que va en el medio pero mis conocidos y amigos saben que cuando digo algo lo digo de verdad, guste o no. (Georgina sos prueba viviente de esto...)
Sé que se me van a venir encima a putearme pero mujeres, ¿alguna me podrá explicar porqué es tan difícil decir la verdad aún en un simple caso de opinión de ropa? Además como esto ya es un tema sabido -el de su poquísima creedibilidad en ciertos aspectos de la vida- y hace rato que dejaron además de creerse entre ustedes, ¿no sería bueno probar con un poquito de honestidad?

22 comments:

Barb!!! said...

Bueno me hago cargo, tuve que ver con esa conversación.
Considero que no es falta de honestidad, digamos
que es un tema de autoestima, sensibilidad, o de ser un tanto más sutiles.Quizas sería buenisimo que podamos decirnos "eso te queda muy feo" pero, como no soy de hacer ese tipo de comentarios, prefiero evitarlo, y decido no acompañar e irme a comprar ropa sola,por las dudas....eso si, me encanta ir a comprar ropa con hombres, son mucho mas simples y prácticos, y es muy raro que algo les quede HORRIBLE, a lo sumo les queda mal, pero no más que eso!
Que le vamos a hacer!
Una vez más, SOMOS MUY COMPLICADAS!

Anonymous said...

Una buena amiga o alguien que te quiere te dice si algo no te favorece (ese el tipo de termino que se puede usar sin herir a nadie). Si no se puede ser franco - aunque con mucha diplomacia y delicadeza - entonces considero que no hay confianza en la relacion y no tiene razon de ser.

Ale said...

Uf, has abierto una caja de la que puede salir cualquier cosa. Por ejemplo, una autocrítica como la de acá arriba.

Gran pregunta gran. La mujer, ¿es mentirosa por definición?

Ale said...

Bueno, la autocrítica quedó un escalón más arriba, me refiero obviamente a Barb!!!

Georgy said...

A ver... no se trata de no ser honestos, tal vez, pueden ser sutiles. Ya que me nombraste en tu relato, esta aclaración la hago porque en mi caso me llamaste literalmente "matambre!!". Matambre?!?! como le vas a decir a una mina matambre?!!? decime "mmm no me gusta" "no va con vos" no se. Se entiende lo que quiero decir cuando digo "sutil" :)

PD: Nunca pude usar ese pantalon...

María said...

Este tema está más que interesante. Nos vamos a poner camisetas sexistas? o vamos a hacernos cargo cada uno de los que nos toca. Hay maneras de decir la verdad, y es cierto que se puede ser más sutil o más bestia. Pero uno tampoco anda diciendo verdades porque sí en el subte, ni le dice a una narigona que es narigona ¿o sí? Ahora bien, tengo una amiga que el otro día me dijo que el buzo que yo llevaba puesto podría usarlo tranquilamente la abuela de la "Nana Fine", que lo único que le faltaba era hombreras y que me quedaba realmente horrible. Más tarde tuvimos una fiesta, le pedí un algo para poder sacarme el buzo y me dio un saquito hermoso que no le piesno devolver.

Alex said...

Georgi, recuerdo MUUUY bien ese día y sí, te llamé "matambre" pero fue solalmente por un talle equívoco de tu parte de usada de jean, ahora, la parte de "gorda" la sumaste vos.

A ver, es como si Don Ramón se pone un jean tres talles menos del que debería, a él también lo llamaría matambre.

A ver si me puedo explicar, no te dije gorda sino matambre, y solamente porque estabas queriendo entrar en un jean que claramente no era tu talle. Hay claramente una gran diferencia de concepto.

¿Se entendió?

Ale said...

Acá el tema no es la sutileza o la falta de ella. El tema es la falta de sinceridad (por no decir la propensión a la mentira) por parte de las mujeres. No entiendo cómo es que, en el caso de los hombres, lo primero que decimos es "sacate eso, parecés Alacrán", mientras que la mina más sincera dice "eeehhh... sí, o sea, no me mata, te digo la verdad, pero ojo, si ponés ese saquito... es lindo eh, no digo que no...".

Y ni hablar cuando una anda con un pibe feo, las amigas no se lo dicen ni en pedo y la dejan ir de la mano con un ciempiés como si fuera Bradford Pitson.

Alex said...

Esteee... No es que quiera ponerme camisetas sexistas pero tenés que admitir María que las mujeres por lo general eligen "tapar la verdad" con una mentirijilla y los hombres no.
Compro que se puede ser más sutil, es mas, debería quizás ponerlo más en práctica, pero solamente quería dar mi idea general.
Ahora, esta idea general hablaba de amigos y demás y no de desconocidos en el subte. Te imaginás que si arrancamos con el criticómetro en la calle terminamos todos a las trompadas y con muchos dientes menos de los que teníamos a la mañana... (ojo, igual me cagaría de gusto ir criticando a la gente por la vida eh!)

Juancito Caminador said...

Creo que es condición sine qua non del género el mentir, aunque sea un poquito. Pero es también, a mi modo de ver, porque no se bancan demasiado la verdad, verdad con la que los hombres lidiamos a diario, nos guste o no.

Abrazo!! Excelente este posteo.-

María said...

No me dejan otra opción más que comentar lo que me dijo un hombre para mandarme a cagar: "soy intermitente", eso no es tapar la verdad acaso? Ahora me calenté!

Ale said...

No María, eso es ser un pelotudo con poco huevo que deja mal parada a la raza masculina. Y convengamos, no es lo mismo decir "te queda mal ese sweater" que argumentar por qué se manda a cagar a alguien. Sobre todo teniendo en cuenta que, si te manda a cagar, mucho no le importa haberte mentido.

Es simple: algunos hombres mienten, algunas mujeres no.

Alex said...

La puta, aunque sea redundante tengo que decir que lo que dijo Juancito Caminador es una gran verdad! Lidiamos con eso a diario, nos guste o no...

Y la frase "soy intermitente" como excusa al corte es una repelotudez. Convengamos que te cruzaste con la excepción a la regla. Ojo, igual me encanta que te hayas subido al tren de la verdad y aceptes el haberte calentado! Hay futuro entonces. Seguí así.

Johnty said...

Porque acompanharia a un amigo a comprar ropa?
Ir a comprar ropa es perder el tiempo. Siempre. Acompanhar a un amigo a comprar ropa solo puede servir para mirar culos en el shopping.

La ropa nueva se comenta a un amigo del mismo modo que se hace con un nuevo corte de pelo:

1) Esta bueno che, donde lo compraste? Cuanto dolio?

2) Es mas feo que la mierda. Te afanaron. (Y si fue un regalo, el/la que te regalo es un hijo/a de puta)

3) Pasa el whisky y los puchos, me importa un carajo tu pulovercito de maricon!

Se puede comentar, pero acompanhar a comprar ropa no es una actividad deseable. Es lo mas aburrido del mundo, y no tiene la menor importancia.

omar /sebita said...

Una anecdota:

Novia mia, de bajos recursos emocionales y menos autoestima que patito feo, fuerte como un palazo en los dientes, se corta y tiñe el pelo.
En su casa, con sus papás, su hermana, ella y yo comienza una charla que a la postre sería el desastre, the horror:

-"Te gusta como me quedó?"
-"No, la verdad que el color te quedó entre rubio y colorado y no me gusta"

Fin conversación. Así, tan corto y tan largo como eso.

Sucesión de hechos posteriores:

1) lágrimas de la susodicha
2) Madre a pregutar que pasa
3) Madre diciéndome que tenía que ser caballero
4) yo mandando a la concha de su madre a su madre (redundante pero exacto)
5) Hermana puteandome por hermana y madre
6) Viejo amenazándome con cagarme a trompadas
7) yo puteo al viejo, puteo a la hermana y explico que mi ética es lo primero
8)la susodicha y primera llorona, defendiéndome, indicando que yo había hecho bien.
9) no sigo, porque me acuerdo y me caliento para la mierda.

Moraleja:
ninguna, SE PUEDEN IR A LA CONCHA DE SU MADRE, la proxima vez, no me pregunten nada!!


Anecdota 2:
Novia actual, autoestima normal, de campo:

-"Me voy a cortar el pelo con flequillo"
-"Gorda, te parece? a mi me parece que te va a quedar para el orto"
-"bueh, a mi me gusta, asi que me lo corto yo y si no te gusta, no jodas"
-"bueno"

Resultado y moraleja:
Sonrisa de ambos, y seguimos tomando mate.

tan dificil es?
porque tanta falta de autoestima, porque tan poca seguridad en si misma de la parte femenina?

aaaaahhhh... que lindo, descargué

Ale said...

Impecable Omal, impecable.

Alex said...

Qué buena anécdota y qué bien contada la puta madre... Exactamente a esto me refería, la honestidad garpa más a la larga!

Omar, te banco a vos y a tu novia (la actual, no la histérica) hasta el final. Vos seguí con la honestidad y con novia con flequillo que te va a ir mucho mejor en la vida.

connie said...

O yo y mi grupete de amigas somos de otro planeta o nose, pq la verdad q cuando algo nos queda como el culo nos lo decimos de frente y sin mucha anestecia...Alex me/nos conoces y sabes q NO ESTOY MINTIENDO cuackkkkk...

Lo de las excusas de los hombres para desaoarecer es otro tema...en el cual tengo algo de experiencia jajajajaj

sofi said...

hola, solo quiero decir como mujer que si una amiga mia se prueba algo y le queda como el orto es posible que me ria mucho y le diga q no le queda bien, y lo mas probable es que cualquiera de mis amigas tambien se ria y hasta ponga cara de deforme ridiculizando más el asunto. No todas las mujeres ni grupos de mujeres son así, por suerte.. aunque reconozco q es cierto que hay una generalidad en la mujer de ser más pro "quedar bien" "no ser grosera".. olvidandose de la importancia de ser sincera y de poder reirse de si misma... debe ser por eso q siempre me hago amiga de los hombres primero, o que mi grupo de amigas jamas tendria ese comportamiento... si no puedo decirle "me estoy cagando", no es una amiga. recuerden que no existen las generalidades gilunes.

Alex said...

Sofi, te digo que sos de las pocas que opinan así. La gran mayoría de las minas pertenecen a ese club y sí son como ls describo y aunque me traigan un montón (chinchón) de ejemplos mostrándome que no, es así a la larga.
Dicho esto tmb digo que te banco por no seguir a la gilada y quedar bien con todos. Bien por vos. Te va a ir mejor de esa manera.

Aguanten las mujeres que te la dicen como viene! Todo sin vaselina! A pelo...

Anonymous said...

(Flavio): Estoy de acuerdo con todos... nah, lo dije para quedar bien. Perdon ahi vamos: una verdad dura sigue siendo una verdad, yo creo que hay que decirla, con amabilidad siempre, pero con franqueza tambien.
Colorete, sos un boludo. Ven?

Anonymous said...

Como mujer de menos amigas que amigos opino q este problema no surge en el que habla sino en el que escucha: La mujer no soporta la critica. Xq no es como dice Ale que los hombres mientan menos, sino que tienen otros valores y a mi entender mucho mas dignos: le mienten sin temor a las mujeres, pero nunca sus amigos, y x q?, xq no es necesario: un hombre nunca se ofenderia xq su amigo, q se esta fumando el embole de verlo probarse ropa opine q queda como matambre en pantalon. Por otro lado si una chica le dice a otra q algo le queda mal, la ridícula se va a quedar atragantada pero no va a repetir el acto de sinceridad, sino q recién lo va a comentar despues con una tercer amiga, completamente indignada.
Incapaz de tener autocritica, ya sea para elegir ropa o cualquier otra cosa, la mujer se gana q le mientan por insoportable!!!
ferna