05 June, 2008

No estás solo

A vos te digo. A vos, que sabés que jugás choto y vas igual. A vos, que te comprás botines, medias y camisetas que jamás vas a honrar y lo sabés. A vos, que ya escuchaste unas 750 mil veces el “largala que la perdés” y la seguís pisando… y perdiendo, claro. A vos te digo: sabelo, no estás solo.

6 comments:

Johnty said...

En esta si que me siento identificado.

No estoy solo.

Hay algo mejor que el futbol?

Ale said...

Sí, el fútbol jugado por otro.

Juancito Caminador said...

Si, el sexo, el alcohol, el pucho, los amigos, Ron Jeremi, Jenna Jameson, los cabarets, las putas, Uris, Brazil y seguro algo que se me está escapando.-

Anonymous said...

Para todos aquellos que sienten que “no están solos” … Porque no se juntan y fundan el grupo de autoayuda“Ojota” (no sirven pa´ningún deporte). En dicho grupo, porque no? pueden acompañarse en el sentimiento de entender de una buena vez que el fuchibol no es para uds., es más!!, me atrevería a decir que el deporte en el sentido más amplio de la palabra tampoco lo es… asi que por favor mis queridos “pataduras” dejen de insitir, dejen de hacer bulto, no estorben más, hagan sé a un lado y dejen espacio para la gente habilidosa como una. Muchos besos. De 10 el blog!! Congratulations!!

Anonymous said...

(Flavio): Che Ale, cuando se arma un picadito? Ya estoy harto de CHARLAR futbol.

Cris DG said...

Comentar ésto 3 años después es tan aburrido y sin sentido como la precuela de Star Wars. Pero me fascina escribir.

Yo jugaba muy bien al fóbal cuando era niño y adolescente, de hecho llegué a jugar un ratito en las inferiores de un club mediano del ascenso. Ahora, con 44 años mido apenas 1.67, imagínense cuando tenía 12/15. Y me gustaba el arco. Esa fue mi gran frustración. Un enano arquero. Así que terminé jugando de 8 o de 5, pero había que entrenar. Eso es pa los giles. Y largué.

Ahora posiblemente pueda prenderme en un picadito y derrochar habilidad y pases certeros y buena lectura del juego durante... 2 minutos y 40 segundos, antes de llamar al cipec.

Nada, eso.