25 June, 2008

¿Mentiras coleccionables?

Anoche paré en el kiosko de revistas porque tenía que comprar alguna de esas pelotudeces que compro siempre ahí y me puse a ver el sinfín de fascículos y coleccionables sobre la nada misma que tenían agarraditos con broches a lo largo de todo el stand. Había del cuerpo humano, de goletas españolas, de relojes antiguos, de piedras preciosas, de motos de carrera y cualquier otra gansada que se les ocurra.

Mi gran duda existencial es la siguiente: siempre sale la publicidad vendiendo el fascículo Nº1 que viene con el Nº2 de regalo pero nunca en mi vida me crucé con el 3 ó 4 o los que le siguen. Entonces, ¿estas editoriales sacarán algún otro que no sea el 1 o el 2 o es todo una gran trampa gran? Una vez escuché el rumor que el negocio de estas cosas consistía en salir con los tapones de punta con el 1er y 2do fascículo, vender todo lo posible y listo, a los seis meses salir con otro totalmente diferente.

Personalmente tengo que aceptar que de pequeñito he caído en esta trampa y me he comprado alguno sobre modelismo o alguna gilada de esas. Así como yo, ¿uds. se imaginan la cantidad de gente que hizo o hace lo mismo? ¿Saben la cantidad de cascos izquierdos de goletas, los capots, las columnas vertebrales de plástico o las esferas de relojes sin completar que andan dando vueltas por ahí que nunca verán su final?

3 comments:

Ale said...

No sólo no completan las colecciones, sino que además, a los 2 años vuelven a sacar los mismos números 1 y 2, con la misma moneda portuguesa o la misma cabina+piloto del F14.

Habría que mandarles una carta documento a estos hijos de puta para después no hacer más nada, como hacen ellos, y que se queden con un juicio a la mitad.

Juancito Caminador said...

Yo hace un par de años, empece con una coleccion de libros de mitologia. 1era entrega, dos libros, 10 pesos. Segunda, 10 pesos, pero un solo libro, mitad de ancho que los anteriores. 3era entrega, subio al doble. Ahi deje de comprar, asi que tengo 3 libracos en mi colección. :S

son unos chantas.

Anonymous said...

a mi me paso lo mismo que a juancito... cuando era pequeño me calenté con una colección de metales y piedras preciosas: queía mi propio baúl con tesoros!!

16 pesos la primera entrega... De material casi nada, puro catalogo y promesa de lo que iba a venir, y el regalo de esa semana: una piedra de pirita, el oro de los tontos para los que no la conocen, valía menos que el bollito que hice hoy con el boleto de colectivo... La segund entrega como ya no era promocional, saliía 36 pesos!! fue demasiado para mi economía de pequeño dependiente de mis padres, y dejé de comprarla..
después nunca más la vi...
los rubíes, diamantes, platino y esmeraldas nunca llegaron...

German