02 June, 2008

El problema de los viernes, un lunes.

Sí, es confuso el título, puede ser, pero me pasa mucho ultimamente. Llega el lunes y deseo profundamente que se pase rapidísimo la semana para llegar al viernes, y, por consiguiente al tan preciado fin de semana.
Una vez ahí, felicidad, iupi. Pasa el sábado para luego estar en el inevitable domingo ¿y de nuevo que? De nuevo lunes...
Y acá está justamente el problema, antes esto me contentaba, me satisfacía, me servía. Ya no. Hoy estoy mirando más allá del "viernes", estoy como el pendejito del comercial de Tang: "¡Quiero más!"
¿Solución? Motivarse nuevamente. ¿Cómo? Ah, eso depende de cada uno.
El otro día cenaba con un amigo y charlábamos de esos "sueños" que teníamos de chicos y los comparábamos con nuestra realidad de hoy. No sé ustedes pero los nuestros no coincidieron ni por puta. Puntualmente él me dijo una cosa que me dejó pensando:
Él: "Yo siempre quise ser conductor de radio, tipo Matías Martin, algo así."
Yo: "¿Y porqué no lo hiciste, porqué estudiaste otra cosa?"
Él: "Porque no tuve los huevos, no me animé a hacer algo diferente."
Y esto nos pasó a la mayoría. Uno crece viendo o escuchando personajes a quien uno admira pero pocas personas se animan a tirarse a la pileta para tener un programa de radio en vez de ir a trabajar a una oficina. Y cuando digo tirarse a la pileta no digo renunciar y tirar todo a la mierda, este mundo capitalista no acepta soñadores sin dinero, sino que digo ponerse las pilas de verdad y hacerlo en las horas extras que todos en algún momento tenemos. (Vale decir que no es que digo todo esto de guapo, yo soy del grupo que eligió la oficina...)
Creo de verdad que nunca es tarde para probar. Pero lo creo de verdad. No sé si fue el agotamiento, la edad o la persona que tuve una vez a mi lado o un mix de todo eso lo que me hizo verlo pero estoy agradecido sea cual fuere la razón aún antes de tener éxito en este futuro emprendimiento.
Espero humildísimamente de alguna manera inspirar a todos aquellos que les quedó algo por probar. Háganlo, no se queden con las ganas de ser locutor, piloto, guitarrista o aquello con lo que hayan soñado siempre.

Un abrazo.

14 comments:

Ale said...

Yo redoblo la apuesta: si sos de los que sí fue más o menos para el lado de lo que quería pero a mitad de camino descubrió que no era o ya no es, o algo así, animate a cambiar el rumbo. ¿Querés dejar abogacía para hacer aeromodelismo, aunque te falten 3 materias? Y dale macho, hacelo, porque nadie va a hacerlo por vos.

Y sí, la mañana del lunes es el más grande tester emocional sobre nuestros sueños. Sonreír un lunes a la mañana es saber que todo va bien.

coco said...

Y si, es así de injusto...en la sna los primeros días contás las hs. para q termine el día, llegando al miércoles contas los días q quedan para q sea viernes y cuando llega, rogas para q no llegue el lunes de nuevooooooooo pq significa volver a contar!.Y bueh, la vida e sun fucking ciclo. no?

Anonymous said...

Amen de la dificil tarea de encontrar lo que a uno realmente le gusta en la vida todavía queda tratar de vivir de eso. Mi consejo para la amplia mayoria que no lo logra: rompan la rutina. Lo que mata es el habito! Lo conocido se hace aburrido. Por lo menos a mi me funciona...

Alex said...

Estoy un 1.000.000% de acuerdo con lo que decís, hay que romper la rutina pero yo tuve no hace tanto esta misma discusión con una persona muy importante en mi vida que opinaba lo mismo y lo que digo es que se puede tornar en un arma de doble filo y algo muy difícil de mantener porque te guste o no, hasta tirarse en paracaídas todos los fines de semana se hace rutinario! Insisto, entiendo el concepto y estoy TO-TAL-MEN-TE de acuerdo pero hasta la no-rutina se hace cíclica y monótona. Que se yo, es tan complicado todo ultimamente...

Marisa said...

También estoy de acuerdo que debemos romper con la rutina porque es una forma de manternerse motivado. Y creo, Alex, que si te tirás en paracaídas todos los fines de semana lo convertís en una rutina, la clave está en ser creativos, tener sensibilidad y dialogar mucho con el otro para que se generen cosas nuevas.
A mí me pasa que me engancho mucho con las pequeñas grandes cosas de la vida, como almorzar con mi familia, ver a mi perrito lo contento que se pone cuando me vé o cuando se orina cuando lo mimo, los momentos en que mis amigos me escuchan y alientan cuando estoy mal. Siempre, a todo, le veo el lado positivo y esto me funciona, por lo menos por ahora!!!!.

eu said...

La verdad creo que nadie esta del todo satisfecho con lo que tiene, con lo que hace o con lo que puede ser...., pero eso no esta tan mal porque justamente es lo que nos anima a probarnos en otras cosas, haciendo lo que alguna vez pensamos que estaría buenisismo; buscar otros caminos,poder transitarlos para ver que siempre hay tiempo y algo nuevo y algo mas para descubrir...., para mi es el estimulo principal casi en todo.

ch said...

alex es tu coequiper?

Ale said...

Exacto. Y tu, Ch, ¿quién eres?

ch said...

Soy alguien que conoció a ale como colo, que lo vio con chupines, con algunos kilos menos y fumando a cada rato. Ustedes lo conocen?

Ale said...

Yo no conozco a ninguna Ch, pero conozco a alguien con cara de moneda que me suena mucho. ¿Será?

PD: no sé por qué pero tengo la sensación de que este post en particular me va a resultar un deja-vu cada lunes.

Minerva said...

ufff qué tema! siempre me pregunto que qué pasaria si nuestros viejos, debido sus miedos personales, no nos inculcaran tanto la tipica "por qué no estudias algo en serio???" y fuésemos educados para soñar mas... si se nos permitiese volar y ser realmente lo que queremos en la vida. Admiro las personas que se arriesgan porque son las que se cagan en todo y hacen lo que sienten. Creo que la verdadera felicidad pasa por ese lado.

Alex said...

Si, no sé realmente si nuestros viejos son los culpables o este "sistema" porque ellos están haciendo lo mismo que hacemos nosotros, seguir con la corriente, y si uno no se corre de esto le vamos a enseñar lo mismo a nuestros hijos el día de mañana.

El otro día ví una peli en donde iba un tipo en su autito en la caravana de autos y en la radio el flaco decia: "¿Vos sabés por qué te levantás todos los días para ir a trabajar? ¿Por qué lo hacés en una oficina y en un laburo promedio? ¿Por qué seguís tanto las reglas?

Obviamente aparte de la rta obvia de mantenerse día a día es como decís vos, hay otras alternativas. Hay que juntar huevos. ¡Te aviso el día que lo termine de hacer! (porque sí me considero que estoy en proceso...)

Minerva said...

Ahh pero muy bien! mantenganos al tanto.

Peli recomendada: Into the Wild

Bsoss

Cris DG said...

Colo: Nuestro común amigo Ponce, dice que la vida es esa cosa amorfa que pasa entre ensayo y ensayo.
Y cuánta razón tiene...