04 June, 2008

Decídanse.

Soy un tipo con mala memoria para los números, es un hecho. Cualquiera que me conozca levemente lo sabe. ¿Qué incluye eso? Cumpleaños, códigos de alarma, de cajero, números de teléfono, direcciones y passwords internéticas. Justamente en la última mencionada es en donde quiero explayarme.
Uno tiene sus numeritos preferidos, secretos y supuestamente inviolables por las grandes mentes criminales. ¿Fecha de cumpleaños? ¿Invertida? ¡Oh! ¡Que astuto! Oka, todo bien hasta ahí. La más usada y/o recordada usualmente es la del banco, 4 simples dígitos.
Mi primer problema con esto empezó años atrás, cuando contraté por primera vez un servicio de internet; me salieron con que necesitaba un número alfanumérico. "Ahá... A ver, dejame pensar..." (porque el proceso es online, un operador telefónico está esperando tu respuesta) y terminé decidiendo la primera pelotudez que se me ocurrió: mi nombre + esos numeritos del banco. A eso hay que ponerle un password. "Está bien, ponele xxx." Respuesta: "No señor, no puede contener nada del nombre de usuario y tiene que tener un mínimo de 8 caracteres y un máximo de 16." Puta, otra vez a pensar algo... El nombre de mi perro tiene tiene 6, le agrego el año de fabricación de mi auto (que ya nada tiene que ver con nada) y estoy bien. Bárbaro, ya estoy navegando.
Sitúense que todo esto pasó de verdad en 1997, o sea, mis comienzos en la navegación x internet.
De ahí en más fui acumulando usuarios y passwords de todo tipo y sabor. Para serles sincero -y Ale puede corroborarlo- tengo un archivo de texto de tres carillas y media en donde tengo todos mis usuarios y passes porque un site te pide que sean así y otro asá y no terminás más con las variantes. Uno que te exige que sea tu mail, el otro no sirve porque ese nombre ya está usado, aquel porque es un número de seguridad asignado por ellos y así y así...
Hace poco apareció la ventaja que los navegadores se acuerdan de todo esto pero igual me da miedito porque en una de esas le agarra la loca, se reviran, se borra todo y los perdés de un solo saque! No gracias, mejor me los anoto como backup.
Yo me doy cuenta que es más seguro y todo pero repito, tengo literalmente 3 carillas y medio de claves y usuarios ¡y yo no me considero el navegador del siglo!
Mi simple pregunta dado que tengo mi propio espacio para escribir estas giladas es la siguiente ¿pueden cortarla con tanta pelotudez y ponerse todos de acuerdo así tenemos como máximo 3 alternativas para toooooooodooooos los sites?

6 comments:

Barb!!! said...

Hola: No soy testigo de que tengas una hoja llena con esos numeritos secretos, pero si se que tenés mala memoria para las claves (PROSEGUR tb lo sabe, jajaja)
Yo tengo muy buena memoria para las fechas de cumples y esas cositas, pero sin embargo, una vez me paso, que habia cambiado la clave para el cajero, me fui de vacaciones (sin plata, por que total me manejo con la debito), y que paso??? me olvide la clave nueva.
No es muy bueno confiar en los nros, sino preguntele a Hugo Reyes.

Ale said...

Yo estoy de acuerdo con que es una reverenda hinchada de bolas tener mil usuarios y contraseñas distintas, pero también tiene su lado bueno: si tenés lo mismo para todos, te la hackean y estás al recontra horno. Pero sí, duelen las bolas con eso.

El Nico said...

Yo tengo 2 usuarios, 3 como muuucho y 6 claves distintas que se adaptan a todo y las uso según la seguridad que requiere lo que proteja dicha clave. No entiendo por qué hiciste terrible quilombo!!!????

Alex said...

Eeeehhh... ¡porque tengo 3 carillas y medio de claves y usuarios!
De verdad envidio tu simplicidad, yo no pude mantener eso, no sé si será por el tipo de sites en que me meto o qué pero no pude.

Ziebal said...

Buenas, Colo, acá Z:

yo también tengo un par de hojas con todas las claves y contraseñas. Es horrible, porque yo no recuerdo nunca mis claves. Soy nefasto para los números.

Saluditos!
Z.

Georgy said...

ja no recuerdo nunca mis claves soy una fiel usuaria de cosas como "si no recuerda su clave haga clik aca" u "¿olvido su clave?" etc. etc. etc.